• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Congreso que decidió no destituir al presidente peruano a pesar de la corrupción que pesa sobre él.

El Congreso que decidió no destituir al presidente peruano a pesar de la corrupción que pesa sobre él. | Foto: EFE

Publicado 22 diciembre 2017

Con 78 votos a favor, 19 en contra y 21 abstenciones, el pleno del Congreso rechazó el pedido de vacancia por incapacidad moral contra Pedro Pablo Kuczynski. 

El Congreso de Perú votó en contra de la vacancia presidencial contra el presidente de ese país, Pedro Pablo Kuczynski, este jueves en una sesión de más de 13 horas.

Con 78 votos a favor, 19 en contra y 21 abstenciones, el pleno del Congreso rechazó el pedido de vacancia por incapacidad moral introducido por la bancada opositora Fuerza Popular alienada con la hija del expresidente Alberto Fujimori, Keiko Fujimori.

Para ser activada la moción se requería un apoyo mínimo de 87 votos de los 130 legisladores.

Los legisladores del bloque de izquierda Nuevo Perú, tuvieron un rol decisivo en el resultado de los votos al retirarse antes de la sesión exhibiendo carteles que decían "Ni golpismo ni lobbismo".

La abstención de 10 legisladores del partido Fuerza Popular (fujimorista) también fue sorpresiva ya que anteriormente habían anunciado que votarían en bloque para lograr la destitución de Kuczynski.

El mandatario expuso su defensa ante el Congreso durante más de de dos horas, luego se dió inicio a la sesión la cual duró unas 10 horas aproximadamente, como resultado se decidió no destituirlo a pesar de ser señalado de ocultar que empresas vinculadas a él realizaron asesorías a Odebrecht, por las que recibió un pago de casi cinco millones de dólares.

 La defensa de Kuczynski ante el pleno 

El presidente Kuczynski se encontraba acompañado por su abogado, Alberto Borea.

Durante su defensa, el jefe de Estado pidió al pleno del Congreso que "salvara la democracia" y que rechazaran el pedido de vacancia presidencial, también negó haber favorecido a Odebrecht o mentido en su relación con esa constructora.

Kuczynski pidió disculpas porque, según dijo, debió "ser el primero en advertir las dificultades para sanar las heridas, tras la contienda democrática" de 2016.

"No está en juego mi permanencia en el cargo, está en juego la estabilidad democrática, no apoyen una vacancia sin sustento, porque el pueblo no olvida, ni perdona", señaló.

También indicó que "la norma prohíbe que (un funcionario público) gestione intereses propios o de terceros, pero los dividendos que un empresario recibe por parte de una empresa son por la propiedad de la misma, no por su gestión".

"Soy un hombre honesto, jamás he recibido una coima o un soborno, que haya torcido mi voluntad. Ni mi empresa ni yo hemos contratado con el Gobierno, jamás incurrí en conflicto de intereses", añadió.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.