• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Pierre Nkurunziza ha sido reelecto por tercera vez consecutiva, algo que viola la Constitución del país. Esto ha suscitado la violencia en la nación africana.

Pierre Nkurunziza ha sido reelecto por tercera vez consecutiva, algo que viola la Constitución del país. Esto ha suscitado la violencia en la nación africana. | Foto: Reuters

Publicado 29 junio 2016

La violencia en el país africano inició cuando las fuerzas opositoras se enfrentaron a las fuerzas de seguridad de Pierre Nkurunziza, al ser reelecto para su tercer mandato.

Unas 270 mil personas han tenido que huir de Burundil y otras 100 mil se han desplazado internamente para evitar ser víctimas de la escalada de violencia que inició hace casi un año en ese país africano, según denuncias del comisionado de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Zeid Ra'ad al Hussein.

>> 87 muertos tras enfrentamientos en Burundi

Según Zeid, en su rendición de cuenta en un Consejo de DD.HH. que se celebra en Ginebra, Suiza, desde el inicio de tercer mandato de Pierre Nkurunziza, el año pasado, la violencia en la nación africana ha ido en aumento. No obstante, a partir del mes de febrero el Gobierno ha tomado “medidas positivas”.

Sin embargo, estas medidas solo han resuelto conflictos concretos como la apertura de dos estaciones de radio, la suspensión de órdenes de arresto internacional contra 15 miembros de la oposición, de la sociedad civil y los medios y la puesta en libertad de unos 47 detenidos, indicó el comisionado enviado por la ONU desde el mes de marzo.

>> ACNUR: Hay unos 70 millones de refugiados en todo el mundo

Dijo que desde abril se ha registrado un descenso en el número de muertos, una situación favorable para el conflicto “aunque puede ser que sea demasiado temprano para establecer una tendencia positiva”, concretó Zeid.

El comisionado recalcó que las personas que viajan hacia el país todavía se exponen a ser detenidas “por sospechas de pertenecer a un grupo rebelde”, una situación que sucede desde junio de 2015. De hecho, Zeid se manifestó consternado por la detención de cinco estudiantes solo por haber garabateado la imagen del presidente.

>> Genocidio en Ruanda: a 22 años de un holocausto

Violencia étnica podría revivir

El comisionado de la ONU también advirtió la "posibilidad real" de que la violencia étnica aumente en el país. "En las últimas seis semanas, miembros de las antiguas fuerzas de seguridad de Burundi han sido asesinados, seguramente por pertenecer a la etnia tutsi y se han incrementado los discursos de odio contra los opositores políticos cargados con tintes étnicos”, explicó.

“Urjo a que todas las violaciones a los derechos humanos en el país acaben y a que se resuelva la crisis en el país mediante un diálogo nacional”, concluyó Zeid.

La etnia tutsi es un pueblo que conformaba la elite gobernante en los reinos africanos tradicionales situados en los actuales Ruanda y Burundi y en una pequeña parte de la vecina Tanzania. La etnia hutu, por su parte, es un pueblo de agricultores que forman el núcleo de población de los actuales Ruanda y Burundi.

En 1962, cuando Burundi accedió a su independencia, los jefes y cabecillas hutus, fueron casi exterminados por los tutsis. Al mismo tiempo, en Ruanda, fueron los hutus los que masacraron a miles de tutsis, obligándoles a exiliarse en Uganda y Ruanda y en 1994, ocurrió una horrible masacre en Ruanda en la que perecieron un millón de tutsis.

Este genocidio fue impulsado y permitido por las potencias extranjeras presentes en la zona para esa época, que en vez de intervenir, retiraron sus tropas bajo el pretexto de no ingerencia. La ONU, solo se limitó a redactar alguna resolución que nunca fue aplicada.

>> Aumenta la violencia en Uganda a días de las elecciones

>> Revelan 99 nuevas denuncias de abusos sexuales por tropas de la ONU

En contexto
“Ojo por ojo” es la política entre las fuerzas de seguridad de Pierre Nkurunziza y sus oponentes han aumentado desde abril de 2015, cuando presentó su candidatura a la presidencia por tercera vez consecutiva en contra de la Constitución del país. En julio de ese año ganó la reelección.
Una nueva ronda de conversaciones de paz entre el Gobierno y sus oponentes para poner fin a la crisis política del pequeño país africano se puso en marcha en la ciudad tanzana de Arusha a finales de mayo de este año. Desde 2015, conversaciones anteriores se estancado o han colapsado.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.