• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las momias también sufren las consecuencias de la guerra. La falta de electricidad y conservantes químicos favorecen a su deterioro.

Las momias también sufren las consecuencias de la guerra. La falta de electricidad y conservantes químicos favorecen a su deterioro. | Foto: Reuters

Publicado 2 mayo 2017

Numerosos ataques a lugares emblemáticos han hecho estragos en el patrimonio cultural de la capital de Yemen. 

La guerra civil en Yemen también ha afectado la integridad de las momias en los museos de ese país, debido a la falta de energía eléctrica y de químicos conservantes traídos desde el exterior.

"Las momias han empezado a pudrirse y están infectadas con bacteria. Esto se debe a que no tenemos electricidad ni las máquinas que las mantienen", informó Abdelrahman Jarallah, director del departamento de antigüedades de la universidad de Saná.

Estas momias pertenecen a una civilización pagana que data de hace más de 2.000 años, antes de la llegada del islam, y permanecen en paneles de vidrio en el departamento de arqueología de la principal universidad de la capital de Yemen.

Foto: Reuters
La actual guerra ha destruido las torres medievales ubicadas en el antiguo barrio de Saná, una mezquita y un fuerte otomano. Asimismo, grupos extremistas de Al Qaeda dinamitaron santuarios sufí.

El conflicto en Yemen inició en marzo de 2015 tras la intervención militar de Arabia Saudita en ese país, con el apoyo financiero de EE.UU., en un intento por restaurar en el poder al expresidente Abdu Rabu Mansur Hadi.

Más de 10 millones de personas sufren inseguridad alimentaria, desempleo, altos precios de los alimentos y combustibles, además de los limitados servicios sociales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.