¿Cómo fueron los 5 años del gobierno de Ollanta Humala? | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El mandato de Humala estuvo manchado de escándalos y denuncias sobre presuntos actos de corrupción contra familiares y amigos.

El mandato de Humala estuvo manchado de escándalos y denuncias sobre presuntos actos de corrupción contra familiares y amigos. | Foto: EFE

Publicado 8 abril 2016

Al inicio de su gestión, el presidente gozaba de una aprobación del 55 por ciento y ahora cuenta solamente con el 14 por ciento de respaldo.

Cuando Ollanta Humala llegó al poder en 2011 como líder del Partido Nacionalista Peruano generó expectativas en Latinoamérica. Se creía que con su mandato se pondría fin a la derecha de ese país (neoliberal y pro-EE.UU.), y la izquierda de la región tendría un nuevo aliado.

No obstante, su gestión ha sido calificada de manera negativa por el pueblo peruano que en octubre de 2015 solo le daba una aprobación del 14 por ciento. 

>>Humala niega vinculación con soborno de constructora brasileña

¿Cuál ha sido el balance de su gestión?

Humala recibió una economía vulnerable por su alta dependencia de factores externos, una profundización del modelo neoliberal que la hizo menos industrial y más productora de servicios, y una pobreza del 38 por ciento. Al asumir el Gobierno prometió acabar con la economía neoliberal.

Los problemas en su gestión iniciaron tan pronto asumió el mandato, el 28 de julio de 2011. En noviembre de ese año explotó el conflicto minero Conga (proyecto que contempla la construcción de dos tajos, ubicadas en las provincias de Cajamarca y Celendín en el departamento de Cajamarca, en el norte de Perú), que dejó varios muertos, obligó a la suspensión de operaciones y provocó la salida del primer ministro Salomón Lerner.

El vicepresidente Omar Chehade fue otra de las bajas del Gobierno de Humala, tras ser descubierto en una reunión con oficiales de la Policía para favorecer a una empresa privada.

Un año después, los escándalos de narcoterrorismo así como de decisiones tomadas por sus ministros del Interior y de Defensa, sacudieron su Gobierno. En abril de 2012, narcoterroristas secuestraron a 36 personas de Camisea (departamento de Cusco, al sur de Perú). El operativo de rescate dejó un saldo de ocho agentes asesinados. 

En 2013, aumentaron los enfrentamientos con la oposición en rechazo a la solicitud de indulto del expresidente Fujimori.

También incrementó la inseguridad en el país. El Gobierno trató de negarlo y acusó a la prensa de crear histeria en la población, estrategia que acabó por sacar al primer ministro Juan Jiménez.

En noviembre de ese año, Ollanta Humala enfrentó otra crisis política al descubrirse que la vivienda del exoperador montesinista Óscar López Meneses estaba resguardando a 32 agentes de forma ilegal. Este caso le costó el puesto a un ministro, un viceministro, un asesor y varios jefes policiales.

En 2014 se supo del escándalo del exasesor nacionalista Martín Belaunde Lossio, acusado por tener vínculos con el detenido exgobernador de Áncash César Álvarez y el caso de La Centralita. Posteriormente, se descubrió que los vínculos de Belaunde Lossio llegaron al Palacio, fingió una serie de contratos para entregarle dinero a Nadine Heredia (esposa del mandatario Humala) y con quien estuvo en contacto hasta el segundo semestre de 2011.

Belaunde Lossio se fugó el 31 de diciembre de 2014 a Bolivia, y en mayo de 2015 fue capturado cuando intentaba huir a Brasil. En ese momento esperaba sentencia por los delitos de asociación ilícita y peculado. Iniciaron investigaciones fiscales y parlamentarias contra la primera dama, a su familia y a su entorno.

Desde febrero de este año, la policía de Brasil investiga un supuesto caso de delitos de soborno y pagos de la empresa de ingeniería y construcción Odebrecht de tres millones de dólares hacia el mandatario peruano.

Muchos critican su gestión por el fracaso en temas importantes para el país como el desborde de la inseguridad, las denuncias de corrupción y la desaceleración económica.

>> Conozca a los candidatos para las presidenciales de Perú

Principales logros 

En el año 2011, el presidente Ollanta Humala lanzó un programa de Beca 18 destinada a financiar los estudios de pregrado del país y en el extranjero para jóvenes con altas calificaciones.

2012: Oficializó el aumento del sueldo mínimo de 675 soles (200 dólares) a 750 soles (222 dólares) 

2013: Promulgó la Ley de Servicio Civil basada en la meritocracia del empleado público. El 31 de octubre de ese año, Jaime Saavedra ocupó el ministerio de Educación, puso en marcha un proceso de reforma magisterial y aprobaron los aumentos salariales a partir de los méritos.

2014: Ollanta Humala inauguró el proyecto Olmos (Lambayeque) que permitiría irrigar unas 38 mil hectáreas de tierras erizadas.

En 2015 anunció que luego de 30 años se levantaría el estado de emergencia en el Alto Huallaga, una zona con cultivos ilegales de coca y con remanentes senderistas. Ese mismo año, un informe de Naciones Unidas contra la droga y el delito sostuvo que el Perú redujo en 13,9 por ciento su espacio cocalero pasando de 49 mil 800 a 42 mil 900 hectáreas.

En el discurso sobre el balance de su gestión, el mandatario expresó que la infraestructura vial avanzó dentro de lo previsto y que al terminar su Gobierno se tendría más del 85 por ciento de las vías nacionales pavimentadas, es decir, se entregarían 19 mil 900 kilómetros y se construirían otros tres mil adicionales.

¿Cómo queda el país?

El crecimiento económico ha sido de 2,8 por ciento. Medios de comunicación del país han tachado los programas sociales de costosos e ineficientes. Asimismo, reseñan el incremento excesivo de la burocracia estatal.

Cifras gubernamentales indican que un millón 300 mil peruanos salieron de la pobreza y que más de 60 mil peruanos han recibido becas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.