• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las conversaciones de paz avanzan con la discusión de los últimos puntos de la agenda

Las conversaciones de paz avanzan con la discusión de los últimos puntos de la agenda | Foto: Reuters

Publicado 9 febrero 2016

Cinco víctimas del conflicto colombiano también fueron postuladas

A propósito de los Diálogos de Paz que se efectúan en La Habana, Cuba, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el máximo jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (FARC-EP), Rodrigo Londoño, conocido como “Timochenko”, fueron nominados al premio Nobel de la Paz este año.

El parlamentario del Partido Socialista de Noruega, Heikki Eidsvoll Holmås, fue quien los postuló junto a las cinco víctimas del conflicto colombiano Luz Marina Bernal, Jineth Bedoya, Leyner Palacios, Constanza Turbay y José Antequera.

>> En La Habana se retoman temas finales del diálogo

La directora de la Red Noruega de Investigación sobre América Latina, Benedicte Bull, indicó que siguen varios debates por parte del Comité, pero que tienen buenas posibilidades de obtener el galardón.

“Creo que en este caso un acuerdo de paz estaría en el espíritu de Alfred Nobel y tendría buen chance de ganarlo”, dijo.

El dato: El premio se entrega a finales de año. Santos y “Timochenko” fueron postulados en 2015. Ese año el Cuarteto para el Diálogo Nacional en Túnez, que también fue nominado por el parlamentario Heikki Eidsvoll Holmås, obtuvo el galardón.

>> Jefe de las FARC-EP: Vamos a hacer política sin armas

Por su parte, José Antequera, hijo del dirigente de la Unión Patriótica asesinado, destacó que esta “nominación es, en primer lugar, un reconocimiento a la razón y entrega de quienes han defendido la causa de la paz en Colombia, y allí, a mi padre y a mi madre, entre millones”.

En contexto: 

Con la firma del acuerdo final de paz entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP), el país suramericano iniciaría un nuevo proceso político con la participación del grupo guerrillero como partido legal.
El grupo exige garantías para los miembros de la insurgencia que se configuren como oposición al Gobierno de Juan Manuel Santos, un punto que resulta fundamental, cuando pesan sobre la historia de Colombia antecedentes como el exterminio a finales de la década de los 80 e inicio de la de los 90 de los líderes de la Unión Patriótica, el partido de izquierda vinculado con los guerrilleros.

Comentarios
1
Comentarios
Que descataloguen ya ese premio nobel de la paz por higiene mental, ya vale de payasadas y de mal gusto…………………..
Nota sin comentarios populares.