• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 18 agosto 2015

El jefe de la delegación del Gobierno colombiano, Humberdo de la Calle, sostuvo que también sería posible una reforma constitucional para implementar lo que se convenga en la mesa de negociaciones.

El Gobierno colombiano dejó claro este martes que todo lo que llegue a acordarse con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) en los diálogos de paz debe ser sometido a refrendación.

El jefe de la delegación gubernamental que participa en las conversaciones de paz, Humberto de la Calle, desmintió que el presidente de su país, Juan Manuel Santos, haya dado por sentado cual será el método a utilizar para que el pueblo refrende esos acuerdos.

"La refrendación no ha sido materia de discusión formal en la mesa, pero eso no impide que el Presidente examine las diversas opciones que hay para cuando llegue el proceso de paz", aclaró la Calle dos días antes del inicio del ciclo 40 de los diálogos que se desarrollan desde finales de 2012 en La Habana, Cuba.

Lea aquí→ FARC-EP denuncian bombardeos del Gobierno pese a promesa

Comentó que desde el Gobierno lo que están haciendo es estudiar el tipo de refrendación que será aplicado para que el pueblo colombiano elija, "un Gobierno responsable debe examinar distintas vías y estas normas serán discutidas con las FARC-EP". 

En cuanto a la posibilidad de reformar la Constitución colombiana, el funcionario dijo que esto podría ser viable para poder implementar lo convenido en la mesa de negociaciones.

"Resulta incompresible que algunos digan que si hay que reformar la Constitución es que estamos violándola. Hacer esto es algo posible, eso no es violarla. Lo acordado debe ser convertido en realidad".

 

No deje de leer→ Más de dos años de esfuerzos conjuntos por la paz de Colombia

Según De la Calle, no es arbitrario que el mismo Congreso contribuya a la creación de métodos rápidos y nuevos para implementar las decisiones que tomen con relación al fin del conflicto. “Esta es también una enorme posibilidad de impulsar cambios positivos para Colombia", sostuvo.

Por último, exhortó a los habitantes del país a una discusión serena para la paz en el país.  

Desde el 2012, representantes del gobierno colombiano se reúnen con las FARC-EP en La Habana a fin de conseguir una salida concertada a la confrontación armada que lleva más de medio siglo afectando a la nación suramericana y a su población.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.