El director del Instituto Nacional de Medicina Legal reconoció la “falta de eficiencia” del organismo al momento de identificar a las víctimas.

 

" />
  • Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 7 noviembre 2015

El director del Instituto Nacional de Medicina Legal reconoció la “falta de eficiencia” del organismo al momento de identificar a las víctimas.

 

El director del Instituto de Medicina Legal de Colombia, Carlos Eduardo Valdés, anunció este sábado que todos los restos de las víctimas de la toma y retoma del Palacio de Justicia serán exhumados, tras cumplirse 30 años de conmemoración de este hecho. 

Vea-→ ¿Censura mediática en el holocausto del Palacio de Justicia?

Esta medida responde a la responsabilidad que asumió el Estado y el organismo al momento de identificar a los muertos. Pues reconocieron que las labores fueron insuficientes.    

El titular de Medicina Legal indicó que el anuncio de exhumación puede ser sensible para los familiares de las víctimas que enterraron a sus allegados tras la tragedia.

Afirmó que ya se tuvieron algunos diálogos con los seres queridos de los caídos, para convencerlos de que es la única alternativa para conocer “la verdad”. 

A su juicio, la disponibilidad de tecnología, personal y calificación de los funcionarios, en la actualidad, es una garantía para superar las dificultades que en estos últimos 30 años supuestamente impidieron una labor “eficiente” de identificación.

Aquí-→ Lo que falta por resolver del crimen en el Palacio de Justicia. 

Entre los restos de las víctimas del Palacio, se cuentan algunos que fueron trasladados a la Universidad Nacional y los del Cementerio del Sur. A esto se suman las fosas comunes y tumbas que fueron exploradas en el cementerio Jardines de Paz, al norte de Bogotá, dentro de los 16 sitios donde posiblemente podrían haber sido enterrados otros cadáveres. 

Contexto:

Ésta sería la tarea más grande de identificación que se realiza desde 1998, cuando fueron exhumados los cuerpos sepultados en una fosa común del Cementerio del Sur.

Algunos de esos restos del Palacio de Justicia se encuentran en la Fiscalía, donde se han adelantando diferentes estudios, que permitieron identificar los restos de Lucy Amparo Oviedo, una de las tres desaparecidas, que fue hallada el 20 de octubre pasado.

Cabe destacar que en otra exhumación, practicada en el Cementerio del Sur, en mayo del 2015, fueron encontrados los cuerpos de las desaparecidas Cristina Guarín y Luz Mary Portela León. Las familias de estas dos personas y de Luz Amparo Oviedo son las mismas que hace 20 días le anunciaron el país el hallazgo de sus seres queridos.

El director de Medicina Legal aprovechó para pedir perdón a los familiares de los muertos y desaparecidas tras la toma.

Admitió que no se actuó con suficiente profesionalismo y que las labores desplegadas entonces constituyeron una falta a la ética médica.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reconoció el viernes la responsabilidad del Gobierno en los hechos del Palacio de Justicia y pidió perdón a las víctimas de ese hecho, en el que murieron casi un centenar de personas y se registraron 11 desaparecidos. 

“Hoy reconozco la responsabilidad del Estado y pido perdón por los desaparecidos forzados”, expresó a 30 años de los sucesos, considerados un holocausto en la nación suramericana.

También-→ Familiares exigen verdad sobre retoma del Palacio de Justicia.

“Con estos hechos el Estado violó el deber de respeto y garantía del derecho a la vida, a la integridad personal y al reconocimiento de la personalidad jurídica”, añadió. 

El 6 y 7 de noviembre de 1985, ocurrió el asalto al Palacio de Justicia en la ciudad de Bogotá por parte del grupo guerrillero M-19.
Ante esto, las fuerzas militares colombianas retomaron el edificio de manera violenta y en la operación cometieron numerosas violaciones a los derechos humanos.
Luego de 27 horas el saldo trágico fue de 98 fallecidos, entre ellos 11 magistrados, además de 11 desaparecidos.
En octubre pasado, a un mes de cumplirse tres décadas del fatídico hecho, fueron encontrados los restos de tres de las personas desaparecidas.
Por estos eventos, el excomandante de la Brigada XIII del Ejército, general (r) Jesús Armando Arias Cabrales y el coronel (r) Luis Alfonso Plazas Vega recibieron condenas de 35 y 30 años, respectivamente. 
Los familiares de las víctimas han denunciado que los avances sobre el caso son insuficientes y exigen conocer la verdad sobre lo sucedido en esos hechos y que se enjuicie a todos los responsables del crimen. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.