• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El mantenimiento del modelo sociopolítico y económico basado en la privatización de los recursos naturales, origina que las comunidades abandonas por el Estado sufran los embates de la violencia.

El mantenimiento del modelo sociopolítico y económico basado en la privatización de los recursos naturales, origina que las comunidades abandonas por el Estado sufran los embates de la violencia. | Foto: Colprensa

Publicado 9 abril 2021


Blogs



Ante la falta de políticas sociales y la lentitud en la implementación de los Acuerdos de Paz, regiones del país padecen los embates de núcleos irregulares.

Los colombianos conmemoran este 9 de abril el Día de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Social y Armado mediante expresiones virtuales, debido a la pandemia, las tradicionales y masivas movilizaciones están prohibidas.

LEA TAMBIÉN:

Revelan aumento de asesinatos de líderes sociales en Colombia

Desde que se produjo El Bogotazo en 1948, a causa de la indignación popular por el asesinato del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán, Colombia ha estado en una vorágine de violencia no solo entre grupos armados irregulares, sino por políticas Estatales que han conducido a la desigualdad social y pobreza.

El mantenimiento del modelo sociopolítico y económico basado en la privatización de los recursos naturales, origina que las comunidades abandonas por el Estado sufran los embates de la violencia orquestada por núcleos insurgentes, paramilitares, sicariales al servicio de carteles de la droga, las cuales están en disputa por el control territorial.

Las confrontaciones también han generado que miles de menores de edad sean reclutados por los grupos armados, cientos de líderes sociales y excombatientes asesinados,  así como un registro constante de desapariciones forzadas, miles de desplazados y refugiados.

Pese a que los Acuerdos de Paz firmados entre el Estado y las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP) disminuyó confrontaciones armadas en varias zonas del país, su lentitud en la implementación aceleró la creación de grupos irregulares, así como al asesinato sistemático contra excombatientes comprometidos por la paz del país.

Genocidio sin cesar

El Instituto de Desarrollo para el Estudio de la Paz (Indepaz) señala que en menos de cuatro meses del presente año, 43 líderes sociales y defensores de Derechos Humanos han sido asesinados, asimismo, se han asesinado 14 excombatientes.

Además de la persecución permanente contra líderes sociales y excombatientes, en Colombia también se han perpetrado varias masacres, a la fecha se han registrado 23, siendo los departamentos de Norte de Santander, Cauca y Antioquia, los epicentros de estos luctuosos hechos.

De continuar la dramática situación, Colombia superaría la cifra de 91 masacres perpetradas durante el año 2020.

Desplazamiento

Indepaz asevera que el número de 15.000 desplazados en 65 eventos masivos contabilizados en apenas tres meses de 2021, representan un aumento en la tendencia sobre ese fenómeno al compararlos con el número total de 2020, donde se presentaron 106 registros de desplazamientos masivos.

"Sería un desastre porque estaríamos retornando a las cifras que se presentaron antes de los Acuerdos de Paz, que estábamos en más o menos 155 eventos al año, la situación está muy crítica, si seguimos como vamos este año se nos va a disparar el desplazamiento", advirtió el director de Indepaz, Camilo González.

Indepaz enfatizó que si los desplazamiento continúan, Colombia podría tener a finales del 2021 más de 150 eventos masivos y un índice superior a los 60.000 desplazados.

Víctimas por artefactos explosivos

El Comité Internacional de la Cruz Roja reveló en el marco de su campaña "Así sobreviví a un artefacto explosivo", que en Colombia se reportaron solamente entre enero y marzo del presente año 104 víctimas de estos artefactos.

"De las 104 víctimas, siete fallecieron mientras que las demás sobrevivieron con graves consecuencias físicas, psicológicas y emocionales que perdurarán a lo largo de su vida", revela el informa del Comité Internacional. 

La Cruz Roja especificó que los departamentos de Cauca, Norte de Santander y Nariño son las zonas con mayor número de personas afectadas por los artefactos explosivos, "en estas regiones se concentró el 71 por ciento de la víctimas", acotan.

La Cruz Roja alertó que con las cifras ofrecidas hasta el momento, el país se encamina a superar la lamentable cifra de 389 víctimas por artefactos explosivos en 2020, "la cifra más alta de los últimos cuatro años", agregan.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.