• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La pesca, la contaminación de las aguas y la caza para conseguir su caparazón, carne o huevos, ponen en peligro de extinción a las tortugas marinas.

La pesca, la contaminación de las aguas y la caza para conseguir su caparazón, carne o huevos, ponen en peligro de extinción a las tortugas marinas. | Foto: Sostenibilidad

Publicado 9 septiembre 2015

Según la morfología del fósil y los sedimentos donde fue localizado no hay dudas de que se trata de los restos de mayor antigüedad localizados hasta la fecha. 

El fósil de una tortuga marina hallado en Villa de Leyva (Boyacá), en el centro de Colombia, data de hace unos 120 millones de años, lo cual lo convierte en el más antiguo conocido hasta el momento a nivel internacional. 

En la zona, un importante reservorio paleontológico, el esqueleto de reptil apareció casi completo, con dos metros de longitud.

Según el investigador colombiano Edwin Cadena, de la Fundación Alexander von Humbolt, basados en la morfología del fósil y los sedimentos donde fue localizado no hay dudas de que se trata de los restos de mayor antigüedad localizados hasta ahora.

Cadena comentó que la tortuga descrita como Desmatochelys padillai se origina en sedimentos del Cretáceo. 

Junto a los huesos del espécimen marino se encontraron cuatro cráneos y dos caparazones parcialmente preservados, clasificados todos dentro del grupo Cheloniodea, una familia que incluye siete u ocho especies de tortugas vivas.

El hallazgo del fósil del animal marino tienen como antecedentes las exploraciones llevadas en Villa de Leyva desde el año 2007. 

Lee aquí -→ Descubren fósil de escorpión marino más antiguo

En Villa de Leyva  funciona un museo paleontológico que exhibe más de 500 fósiles, en su mayoría desenterrados en esos predios y correspondientes al período Cretácico Inferior,  antes del surgimiento de la cordillera de Los Andes.
Veneradas por antiguas culturas,  las tortugas marinas están actualmente en peligro de extinción, debido a la destrucción de sus hábitats naturales y a la caza indiscriminada.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.