• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 24 agosto 2014

El Gobierno de Colombia insta a las Naciones Unidas a tomar acciones para poner fin a la crisis humanitaria. Los yazidíes han sido víctimas de la violencia del Estado Islámico (EI).

El Gobierno de Colombia condenó este domingo los ataques a la comunidad yazidí y la persecución contra las minorías religiosas y étnicas en Irak, perpetrados por el grupo extremista Estado Islámico (EI). 

Mediante un comunicado, la Cancillería señaló que Colombia "condena los ataques a la comunidad yazidí, la violencia y la persecución contra otros grupos en Irak, perpetrados por el grupo fundamentalista y extremista denominado Estado Islámico de Irak y el Levante". 

El mensaje añade que por esos ataques "un gran número de miembros de la comunidad yazidí ha sido desplazada, asesinada y secuestrada en el norte de Irak". Por ello, esa población civil, las minorías étnicas y religiosas amenazadas "necesitan con urgencia" ayuda humanitaria por parte de Naciones Unidas y otras organizaciones.

"Colombia se solidariza con el sufrimiento de las familias" que huyen de los ataques de los yihadistas en el norte de Irak e "insta a Naciones Unidas a tomar las acciones a su alcance para poner término a esta crisis humanitaria", señala el comunicado.

Los yazidíes son una minoría religiosa preislámica de etnia kurda que reúne elementos de las creencias monoteístas de hace siglos. 

La mayoría de los yazidíes vivieron hasta hace poco cerca de Mosul (norte de Irak). También existen pequeñas comunidades en Armenia, Georgia, Irán, Rusia, Siria y Turquía. En total, suman unos 800 mil fieles, aunque esta cifra no es precisa debido al secretismo que rodea a la confesión y la dispersión de la población en una zona muy convulsionada de Oriente Medio. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.