• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Organizaciones no gubernamentales exigen justicia para las víctimas

Organizaciones no gubernamentales exigen justicia para las víctimas | Foto: elpueblo.com.co

Publicado 19 junio 2015

Civiles fueron ejecutados por integrantes del Ejército colombiano para mostrar una supuesta lucha exitosa contra grupos subversivos.

Cinco altos jefes de una unidad del Ejército de Colombia, el Batallón Nel Ospina de la IV Brigada, con sede en Medellín, al norte del país, son acusados por al menos 70 asesinatos extrajudiciales de civiles inocentes, fenómeno conocido como "falsos positivos".

Los funcionarios un pequeño grupo del total enjuiciados tras el escándalo revelado en 2007, cuando soldados y suboficiales denunciaron que fueron víctimas de presiones para obtener recompensas y permisos por mostrar resultados en la lucha contra la subversión.

Modus operandi

Según las investigaciones algunas de las muertes se registraron en el departamento de Antioquia, en la región noroeste de Colombia, específicamente en zonas deshabitadas, donde los civiles eran ejecutados, para ser presentados luego como bajas durante combates armados.

Entre las víctimas de los falsos positivos resaltan jóvenes desempleados, campesinos, discapacitados, entre otros, quienes fueron desplazados a zonas desérticas con engaños para ser ejecutados.

Un testimonio recogido por la revista Semana ofrece más detalles sobre este tipo de operaciones: "Les dijeron que corrieran y a los pocos metros les dispararon. Uno de ellos cayó por un barranco. Los uniformados los dieron por muertos a todos".

En ese sentido recalcó que horas después una comisión militar encabezada por una jueza se presentaba en la zona para verificar las bajas. Al verificarse los decesos la víctima caída en el barranco dio señales de vida y solicitó ayuda, por lo que fue rematado.

"Yo no vi nada", señaló la jueza, según la cita fuente de la publicación.

Impunidad

Más de tres mil casos de falsos positivos están a la espera de ser transferidos a la jurisdicción penal militar, hecho considerado como impunidad por ONG defensoras de Derechos Humanos y la Corte Penal Internacional (CPI).

Entre los juzgados destaca el coronel Edgar Emilio Ávila Doria, comandante del Batallón Nel Ospina de la IV Brigada, quien fue condecorado en 2009 por su efectividad en la generación de "Bajas Enemigas" del Ejército Nacional colombiano.

En contexto
Unos cuatro mil 300 civiles fueron asesinados por militares colombianos, cuyos cuerpos presentaban como insurgentes muertos en combate a cambio de ascensos y condecoraciones, según una organización defensora de los derechos humanos.
La Fiscalía General indicó que de la cantidad de personas investigadas, unas mil 573 corresponden a miembros del Ejército Nacional, de los cuales 501 son oficiales, entre coroneles, mayores, capitanes y tenientes. Otros son sub-oficiales y soldados.
También hay 89 integrantes de la Armada, entre ellos un coronel, un teniente de fragata, dos tenientes, varios sub-oficiales e infantes de marina. Además, también hay 56 casos de la policía nacional.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.