• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El ataque causó la muerte de decenas de civiles, entre ellos varios niños.

El ataque causó la muerte de decenas de civiles, entre ellos varios niños. | Foto: Reuters

Publicado 6 abril 2017

Occidente acusa al Gobierno del presidente Bashar Al Assad del atentado. Sin embargo, las Fuerzas Armadas de Siria informaron que el Ejército no tiene armas químicas y las acusaciones de la oposición armada siria son parte de la campaña mediática antigubernamental.

El pasado martes medios de comunicación reseñaron la noticia de un supuesto ataque químico perpetrado por fuerzas sirias y rusas, de acuerdo a lo señalado por las cadenas informativas más de medio centenar de personas murieron en la localidad de Jan Shijún, en el norte de Siria por el bombardeo.

Inmediatamente las potencias occidentales acusaron al gobierno de Bashar Al Assad del ataque, pero Siria asegura que sus tropas militares no han ejecutado labores en la provincia de  Idlib y mucho menos con armas químicas porque no las poseen.

Damasco reiteró que nunca han usado gases tóxicos en ninguna ciudad o pueblo sirio, y recordó que el Ejército no tiene ningún tipo de armas químicas ni busca adquirirlos.

Además de cumplir todas sus obligaciones con la Convención sobre armas químicas desde su adhesión a la Convención en 2013, Siria denuncia que son las organizaciones terroristas armadas y sus operadores los que han ejecutado estos ataques para acusar al Estado sirio.

¿Qué ocurrió?


En la  en la localidad de Jan Shijún, provincia noroccidental de Idlib, controlado por los rebeldes, entre las 11:30 y las 12.30 hora local, aviones no identificados lanzan un ataque aéreo con un químico, presuntamente gas sarín, que causó la muerte de al menos 72 personas y 400 heridos, según los últimos informes.

Numerosas imágenes han transcendido en las que se observan pruebas visibles de haber sido expuestos a una agresión química.

La Organización Médicos Sin Fronteras (MSF) confirmó que las víctimas del último ataque en Siria atendidas por su personal médico presentan síntomas compatibles con la exposición a un agente neurotóxico como el gas sarín.

De acuerdo con MSF, Al menos ocho de los heridos mostraban síntomas de haber sido expuestos a un agente neurotóxico, los síntomas iban desde pupilas dilatadas y espasmos musculares hasta defecación involuntaria.

¿Quién es el responsable?


Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Turquía acusaron al Gobierno de Bashar Al Assad del ataque. Sin embargo, el Gobierno sirio afirmó que ha cumplido con todas sus obligaciones con la Convención para la Prohibición de Armas Químicas.

El ministro de Asuntos Exteriores de Siria, Walid Mualem, rechazó este jueves 6 de abril que las fuerzas armadas gubernamentales de ese país estén involucradas al uso de armas químicas durante la guerra contra los grupos terroristas.

El jefe de la diplomacia siria resaltó que el Ejército de su país “nunca ha usado ni usará armas químicas contra nuestro pueblo ni tampoco contra los terroristas”.

>> ONU no puede confirmar que ataque químico en Siria fuera aéreo

Mualem explicó que el posible uso de armas de este tipo por las tropas gubernamentales resultaría “ilógico”, puesto que “el Ejército sirio está venciendo en todos los ámbitos”.

De acuerdo con el diplomático, el grupo terrorista autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe) y el Frente Al Nusra “están almacenando sustancias químicas” en diversos distritos del país árabe. El funcionario apuntó que los extremistas traen estas armas desde Irak y Turquía. 

El Gobierno de Siria desmintió ser responsable del ataque y reiteró una vez más que nunca han usado gases tóxicos en ninguna ciudad o pueblo sirio, recordando que el Ejército no tiene ningún tipo de armas químicas ni busca adquirirlos. Foto: Reuters. 

Asimismo, una fuente del Ministerio sirio de Asuntos Exteriores aseguró en un comunicado, publicado por la agencia de noticias oficial SANA, que los grupos terroristas armados y sus patrocinadores se han inventado los sucesos de Jan Shijún para acusar el Estado sirio.

Por su parte, El Ministerio de Defensa ruso negó mediante un comunicado haber efectuado ningún ataque aéreo en la zona.

Este miércoles 7 de abril, el Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas (ONU) mantuvo una reunión con carácter urgente para tratar el tema.

Reino Unido junto con EE.UU. y Francia presentaron el martes un proyecto de resolución en el Consejo de Seguridad condenando el ataque, y llamando a una investigación completa y rápida por parte de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OIAC).

El documento fue rechazado por Rusia. “El texto presentado es categóricamente inaceptable. Su defecto es anticipar los resultados de la investigación y señalar a los culpables", dijo Maria Zajarova, vocera de la Cancillería rusa.

>> Siria: "Nunca usaríamos armas químicas contra nuestro pueblo"

La diplomática rusa aseguró que el proyecto tiene «un claro carácter antisirio» y subrayó que «su objetivo es dificultar y hacer prácticamente imposible avanzar en el proceso de negociación» para el arreglo del conflicto en el país árabe.

Principales ataques con armas químicas


El 21 de agosto de 2013: En Guta Oriental (este de la provincia de Damasco), un ataque químico mató a más de mil personas y fue utilizado por los enemigos de Siria como excusa para lanzar ataques mediáticos contra el gobierno de Bashar al Assad.

También estuvo a punto de crear una excusa para la invasión  de EE.UU. y de otros países occidentales contra Siria.

En 2015 se recolectaron  pruebas que permiten suponer con alto grado de seguridad que los terroristas (en Siria) no solo tienen acceso a las sustancias químicas, sino que las producen.

Hasta el momento ninguno de los países que acusó al Gobierno sirio por el ataque de 2013 ha presentado alguna prueba convincente.

Meses después del ataque, el presidente Bashar al Assad accedió a deshacerse de su arsenal declarado de armas químicas, al adherirse en octubre de 2013 a la Convención para la Prohibición de Armas Químicas.

El pasado octubre, una investigación conjunta con Naciones Unidas alegaba que fuerzas del gobierno sirio habían usado armas químicas al menos tres veces entre 2014 y 2015.

Rusia mostró su oposición al contenido del texto por ignorar el principio de presunción de inocencia y adelantarse a investigaciones inconclusas, cuestionando también la objetividad de las investigaciones.

Siria, en cambio, ha enviado más de 90 cartas a las Naciones Unidas con informaciones documentadas sobre la posesión de los grupos terroristas de sustancias químicas tóxicas obtenidas por medio del Gobierno turco, en particular.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.