• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Hay 13 departamentos en alerta naranja. (Foto: elpais.com.uy)

    Hay 13 departamentos en alerta naranja. (Foto: elpais.com.uy)

Publicado 3 febrero 2014

Cientos de personas fueron evacuadas en el centro y sur de Uruguay como consecuencia de las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias que afectan al país, situación que se agravaría en las próximas horas, informaron el lunes autoridades locales.

"Aumentó a 158 el número de personas evacuadas en todo el país y a ocho el número de rutas cortadas. Hasta el momento no se ha visto afectado el suministro de energía eléctrica", informó el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) en su página web.

Con 137 evacuados, Durazno (centro) es el departamento más afectado, en especial por la crecida del río Yí, que seguirá en las próximas horas. Le siguen Treinta y Tres (este), Soriano (oeste) y Canelones (sur), reseñó la agencia de noticias AFP.

Sin embargo, el intendente Benjamín Irazábal dijo al portal web elobservador.com.uy que en Durazno hay unas 500 personas evacuadas.

“Más de 150 personas están apostadas en el campamento del Comité de Emergencia”, señaló, mientras que el resto son autoevacuados que según el jerarca están en casa de familiares o amigos.

De acuerdo al Instituto Uruguayo de Meteorología se prevén “tormentas puntualmente fuertes y precipitaciones copiosas”. Se pueden producir “precipitaciones copiosas de entre 50 y 100 mm en seis horas y hasta 100 - 200 mm en 24 horas”. Además de ocasionales vientos fuertes del suroeste de corta duración entre 75 -120 Km/h).

El pronóstico afirma que las tormentas comenzarán afectando el centro-sur del país, desplazándose gradualmente hacia el noreste del territorio nacional.

Fuertes lluvias azotan la mayor parte del territorio uruguayo desde el viernes y en la noche del domingo el gobierno decretó una alerta naranja en 13 departamentos, de un total de 19, que estará vigente hasta la tarde del martes.

Calamidad

El presidente José Mujica dijo el domingo que la situación "empieza a adquirir carácter de calamidad" y advirtió sobre los daños que las lluvias provocarán sobre los cultivos, en especial los hortícolas.

Al respecto, el secretario ejecutivo de la Confederación Granjera local, Remo Di Leonardi, dijo este lunes al diario El País que están "a un paso de tener una alerta roja".

La posible pérdida de cultivos es un problema grave para el país sudamericano, que obtiene la mayor parte de sus ingresos de divisas del campo. El Sinae desplegó en las zonas afectadas los protocolos de emergencia necesarios para recibir a los damnificados.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.