• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Devotos budistas de Sri Lanka llevan una ofrenda a un templo.

Devotos budistas de Sri Lanka llevan una ofrenda a un templo. | Foto: EFE

Publicado 22 diciembre 2015

Nuevos estudios arqueológicos demuestran que lejos de unir a las comunidades, la religión provoca enfrentamientos.

Las creencias religiosas provocan conflictos y no cohesión social como se había creído hasta ahora, destacan nuevos estudios científicos.

Luego de varias excavaciones arqueológicas realizadas en México que datan del 700 a.C. se desmiente la teoría original. Científicos de la Universidad de Colorado y de la Universidad de Florida Central (Estados Unidos) también sostienen que la religión es un componente de confrontación.

Lea también: Estado Islámico ordena asesinar recién nacidos con discapacidad

Investigaciones llevadas a cabo por el profesor Arthur A. Joyce y la profesora asociada Sarah Barber en el valle de Río Verde y el de Oaxaca, (costa pacífica de México) determinaron que los ritos religiosos locales fortalecieron remotamente la unión de las comunidades, pero también sirvieron de obstáculo para el desarrollo de grandes instituciones.

"Tanto en el valle de Oaxaca como en el de Río Verde la religión fue importante para el desarrollo de las primeras ciudades, pero influía de modos muy diferentes", explicó Joyce, citado por The Independent.

El dato
El período estudiado por los investigadores (entre los años 700 a.C. y 250 d.C.) demostró que quienes controlaban la vida espiritual y los rituales religiosos constantemente se confrontaban con los líderes del poder secular. Así que lejos de unir a las comunidades, las prácticas religiosas generaban tensión.

Lea también
Qué paradoja: ellos dicen tener filosofía, nosotros únicamente cosmovisión 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.