• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El  complejo está situado en el Llano de Chajnantor (norte de Chile) a 5.000 metros de altura, consta de 66 antenas que funcionan como una sola gracias a un técnica conocida como interferometría.

El complejo está situado en el Llano de Chajnantor (norte de Chile) a 5.000 metros de altura, consta de 66 antenas que funcionan como una sola gracias a un técnica conocida como interferometría. | Foto: @ALMAObs_esp

Publicado 19 enero 2017

"El conjunto de antenas funciona como un telescopio que mira longitudes de onda tan pequeñas que nuestro ojo no puede ver", explicó la científica del observatorio chileno ALMA  Valeria Tapia.

Los científicos del observatorio chileno ALMA revelaron este jueves la utilización de longitudes de onda muy pequeña en antenas con las que observan el espacio desde el desierto de Atacama para estudiar los lugares más fríos y etapas pasadas del Universo.

"Como para observar la galaxia necesitamos conectar la mayor cantidad de luz posible, se requiere una antena de un plato muy grande. Y como no podemos llegar y construir algo así, coordinamos todos los terminales para que funcionen como una antena enorme, de 16 kilómetro de plato", explicó la científica de ALMA, Valeria Tapia.

En el proyecto en el que trabajan estadounidenses, taiwaneses y chinos, se están desarrollando aplicaciones que se podrían utilizar para diferentes aspectos de la vida diaria."Estamos trabajando en una cámara que puede servir para encontrar personas desaparecidas en un derrumbe, un terremoto o cubiertas por la nieve, porque estas longitudes de onda penetran en cosas en las que nuestro ojo no puede. Podrían descubrir celulares y, como ahora vamos con él a todas partes, ayudarían a descubrir a gente", aseguró Tapia durante durante una conferencia de divulgación científica organizada por la Universidad Católica (UC).

>> EE.UU. se prepara para impacto de asteroide


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.