• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
  • Los barcos comenzaron a llegar este lunes. (Foto: xinhua2.com)

    Los barcos comenzaron a llegar este lunes. (Foto: xinhua2.com)

  • Los manifestantes sostienen pancartas y gritan consignas contra China durante una manifestación en contra de China, frente a la embajada de China en Hanoi, Vietnam, 11 de mayo de 2014. (Foto: Efe)

    Los manifestantes sostienen pancartas y gritan consignas contra China durante una manifestación en contra de China, frente a la embajada de China en Hanoi, Vietnam, 11 de mayo de 2014. (Foto: Efe)

Publicado 19 mayo 2014



Un total de cinco barcos chinos que salieron el domingo de las costas del sur del país llegaron a primera hora del lunes a la provincia de Ha Tinh (centro de Vietnam) para repatriar a cerca de cuatro mil ciudadanos tras las manifestaciones antichinas ocurridas en los últimos días.

Según la información difundida por la agencia oficial Xinhua, uno de los barcos, el Wuzhishan, llegó al puerto de Vung Ang, mientras que los cuatro están en aguas próximas esperando la orden para entrar.

Los cinco barcos chinos zarparán este mismo lunes de vuelta a China con alrededor de cuatro mil nacionales que trabajan en compañías de la República Popular en Vietnam y que se han visto afectados por la oleada de protestas.

Los disturbios se originaron a raíz de la instalación de una plataforma petrolera china cerca de las islas Paracel que se disputan ambos países.

Más de tres mil evacuados

Hasta este domingo, China anunció que más de tres mil de sus conciudadanos residentes en Vietnam, entre ellos 16 heridos "en estado crítico", fueron evacuados del país.

El gigante asiático también anunció que, como represalia a los violentos incidentes, suspenderá parte de sus planes de intercambios bilaterales con Vietnam, aunque no especificó el área de cooperación que quedará afectada ni a partir de cuándo se suspenderán los intercambios.

El Gobierno vietnamita llamó el domingo a poner fin a las protestas y las calificó como "actos ilegales" que podrían dañar la estabilidad nacional, después de que Beijing acusara a Hanoi de alentar las manifestaciones.

Por otra parte, el Gobierno chino elevó el nivel de alerta de seguridad para los turistas chinos y advirtió a sus ciudadanos que no viajen a Vietnam.

Los ataque contra ciudadanos chinos se han registrado desde hace una semana a raíz de la instalación de una plataforma petrolera, que estaba situada originariamente en aguas al sur de Hong Kong pero fue trasladada a las proximidades de las disputadas Paracel (que los chinos denominan Xisha) el 2 de mayo.

Los hechos más violentos, con asaltos a cientos de empresas y al menos quince fábricas quemadas, ocurrieron en la madrugada del jueves en la provincia de Ha Tinh, en la región central.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.