• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hong Lei, llama a obrar con mesura sobre la Península coreana.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hong Lei, llama a obrar con mesura sobre la Península coreana. | Foto: Reuters

Publicado 11 enero 2016

China rechazó nuevamente el ensayo de la bomba de hidrógeno por parte de Corea del Norte. 

China ha llamado a la calma y a evitar que escale la tensión en la Península coreana, tras darse a conocer el ensayo de la bomba de hidrógeno por parte del Gobierno de Corea del Norte. 

Así lo precisó el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hong Lei, tras darse a conocer que Corea del Sur en respuesta a la prueba de su vecino, retomaría las transmisiones propagandísticas a lo largo de la frontera.

Lea también: Lo que debe conocer del ensayo de la bomba H en Corea del Norte

Todas las partes deben desarrollar esfuerzos conjuntos para evitar el aumento de la tensión, esperamos que obren con mesura para mantener la paz y la estabilidad en el Noreste asiático", dijo Hong Lei, destaca SputnikNews. 

Asimismo, el diplomático chino reiteró el rechazo a las pruebas con armas químicas por parte de Norcorea, además adelantó que su país desarrollará esfuerzos para que el problema nuclear norcoreano vuelva al marco del proceso negociador. 

Lea también: Corea del Sur reanuda mensajes de propaganda contra el Norte

Cabe señalar, que tras la reunión del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU), acordó por unanimidad redactar una nueva resolución contra Pyongyang, al haber violado las cuatro anteriores aprobadas de 2006 a 2013, poniendo así en peligro la paz y la seguridad internacional. 

Adicionalmente al envío de propaganda por parte de Seúl, Estados Unidos decidió apoyar con un bombardero estratégico a Corea del Sur. 

Lea también: EE.UU. envía a Corea del Sur un avión bombardero estratégico

En contexto 

El pasado 3 de enero, Corea del Norte informó al mundo sobre las pruebas de una versión miniatura de la bomba de hidrógeno (Bomba H), lo que inmediatamente generó un rechazo casi unánime por parte de la comunidad internacional. 
Japón y Estados Unidos llamaron a reunión de emergencia al Consejo de Seguridad de la ONU, para tratar el tema sobre el ensayo. 
La primera acción que tomó Japón fue designar a un equipo especializado, para determinar la presencia de partículas químicas en el aire, aunque la Autoridad de Regulación Nuclear de Japón (NRA) no detectó ninguna alteración. Por otra parte, EE.UU decidió enviar el bombardero B- 52 Stratofortress a la provincia surcoreana de Gyeonggi, como respuesta al ensayo. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.