• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El Parlamento chileno tendrá menos de un mes para decidir sobre el texto del proyecto y discutir sus condiciones (Foto:Archivo)

    El Parlamento chileno tendrá menos de un mes para decidir sobre el texto del proyecto y discutir sus condiciones (Foto:Archivo)

Publicado 10 febrero 2014

El Gobierno de Chile anunció este lunes que llevará al Congreso un proyecto de ley a fin de crear una institucionalidad que fije de manera permanente un salario mínimo, antes de que el periodo del presidente Sebastián Piñera finalice.

El vicepresidente de la república y ministro de Hacienda, Felipe Larraín dijo que la propuesta incluirá la formación de un comité transversal de expertos con rango académico para establecer parámetros que rijan la norma.

"El objetivo es que Chile tenga institucionalidad permanente en fijación del salario mínimo. La discusión de este tema no da para más. Esta discusión se toma muchos meses, la última fue muy larga y se sale de los cánones que debieran primar, estamos conscientes que no se va a tramitar durante nuestro gobierno, pero teníamos un compromiso. Nos interesa hacer algo en beneficio del país, será un aporte", explicó Larraín.

La normativa viene a subsanar los retrasos que según el vicepresidente, afectaban el ajuste del salario que cada año comienza a regir desde el 1 de julio. “La idea es que el proceso transcurra de modo más expedito y a partir de las consideraciones de los trabajadores y el empresariado”, precisó.

Agregó que "este rango está determinado por dos criterio, el primero es como dice el artículo 131 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), preservar y mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores que ganan menos; y el segundo es preservar el empleo y mantener condiciones económicas adecuadas para que quienes quieran encontrar trabajo".

Una vez aprobada, la legislatura tendrá un plazo de reajuste que será discutido. “Los integrantes del comité serían designados por el Presidente de la República y deberán ser aprobados por el Senado”, indicó Larraín.

A un mes de la toma de posesión de la presidente electa Michelle Bachelet, el país ha enfrentado situaciones económicas, sociales y educativas desalentadoras. La inflación, según lo reseñado en medios locales, da tranquilidad a los chilenos pero no compensa su bolsillo, y por otro lado resta enfrentar a una reforma tributaria que será impulsada por el gabinete de la mandataria.

Por otra parte, la polémica coalición comercial que mantiene la nación con Perú, México y Colombia (Alianza del Pacífico) también ha tocado a la población ya que nuevamente Chile liberará su comercio en casi un 92 por ciento, - lo cual causó malestar en la región- y en algunos sectores del país.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.