• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Solicitar la intervención del país da cuenta de que hay una actitud apátrida y la justicia debe actuar", aseveró Tajaldine.

"Solicitar la intervención del país da cuenta de que hay una actitud apátrida y la justicia debe actuar", aseveró Tajaldine. | Foto: teleSUR

Publicado 20 mayo 2016

Para el analista internacional Basem Tajeldine, es improbable la aplicación contra Venezuela de la Carta Democrática de la OEA, pero advirtió que puede ser usada como instrumento de chantaje.

La aplicación de la Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos (OEA) contra Venezuela sería el primer paso para justificar una intervención militar extranjera o propiciar el apoyo a grupos terroristas en el país suramericano para derrocar al Gobierno.

Así lo explicó este viernes el analista internacional Basem Tajeldine, en una entrevista exclusiva para teleSUR, en la que además señaló que es improbable que se active este instrumento debido a que requiere de la aprobación de dos tercios de los países miembros de la OEA, es decir, 20 Estados.

>> Conozca la agenda del Comando Sur de EE.UU. contra Venezuela

Tajeldine calificó este instrumento como "lesivo del derecho internacional", debido a que su aplicación violaría los propios estatutos de la OEA, la carta de los derechos humanos y las resoluciones de las Naciones Unidas.

La Carta Democrática Interamericana de la OEA es un "instrumento intervencionista ilegítimo, desfazado de la OEA", sentenció el analista y añadió que podría aprovecharse para aislar a Venezuela de los espacios internacionales, deslegitimarla y justificar una intervención militar de Estados Unidos bajo el pretexto de "salvar" la democracia y los derechos humanos.

Recordó que ya existen antecedentes de estas acciones, como ocurrió con Cuba en 1962, cuando fue expulsada de la OEA, aunque "de nada sirvió este instrumento de chantaje y Cuba resistió este bloqueo internacional".

El analista aseguró que la aplicación de este instrumento en Venezuela no se justifica debido a que no existe una violación de los derechos humanos y ni se ha suspendido el Estado de Derecho. Destacó que es la derecha venezolana la que intenta derogar la Constitución nacional para alcanzar sus intereses.

Asimismo, recordó que ni en verdaderas dictaduras como las de Jorge Rafael Videla en Argentina y Augusto Pinochet en Chile, "que asesinaron importantes cantidades de seres humanos", se aplicó este instrumento.

Por otro lado, explicó Tajeldine, se podría promover el apoyo militar de mercenarios opositores "supuestamente prodemocráticos como ha ocurrido en el Oriente (Medio) y en el norte del África, donde se expresa la mayor brutalidad de la política estadounidense", con el fin de "derrocar los gobiernos que no son de su agrado".

Afirmó que en Venezuela la oposición está al servicio de EE.UU., "porque reciben dinero de sus agencias y eso constituye un acto de traición a la patria".

"Solicitar la intervención del país da cuenta de que hay una actitud apátrida y la justicia debe actuar", aseveró.

>> Diputados de derecha insisten en una intervención extranjera en Venezuela

Finalmente, recalcó que EE.UU. está aprovechando las "condiciones regionales para promover una guerra civil, lo ha hecho ya en varias partes del mundo y Venezuela es parte de él".

"Hay un contexto de restauración neoliberar y buscan recuperar la perla, el tesoro más importante de la región que es Venezuela", aseguró.

>> ALBA-TCP rechaza agresiones de la OEA contra Venezuela


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.