• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La medida fue tomada tras probar que el incendio del bus se produjo por la irresponsabilidad del conductor al inyectarle gasolina artesanalmente al vehículo que llevaba 62 personas más abordo cuando su capacidad es de 24. (Foto: Reuters)

    La medida fue tomada tras probar que el incendio del bus se produjo por la irresponsabilidad del conductor al inyectarle gasolina artesanalmente al vehículo que llevaba 62 personas más abordo cuando su capacidad es de 24. (Foto: Reuters)

Publicado 21 mayo 2014

Un juez de control de garantías otorgó medida de aseguramiento la noche de este martes a Jaime Gutiérrez Ospino, conductor del bus que se incendió el pasado domingo en el departamento colombiano de Magdalena, y a Manuel Ibarra integrante de la iglesia que contrató el servicio de transporte.

La audiencia privada se realizó bajo extremas medidas de seguridad. Ambos fueron presentados ante el juez donde el fiscal le imputó varios cargos entre ellos el de homicidio agravado.

La medida fue tomada tras probarse que el incendio del bus se produjo por la irresponsabilidad del conductor, al inyectarle gasolina artesanalmente al vehículo que llevaba 62 personas cuando su capacidad es de 24.

La Fiscalía en la imputación de cargos pidió la pena de 60 años para el conductor al tiempo que señaló que el Estado Colombiano tiene responsabilidad en los hechos.

Los abogados de los capturados Mauricio Ramírez y Diego Duque, aseguraron que buscarán un acuerdo para que no se les aplique la pena máxima de 60 años de prisión ya que los sindicados no “buscaban causarle ningún daño a los niños”.

El pasado domingo 18 de mayo 33 menores fallecieron tras incendiarse el autobús en el que viajaban, para ser llevados a una escuela dominical.

Medicina Legal trasladó la noche de este lunes los cuerpos de 31 de los niños a Barranquilla para ser identificados plenamente.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.