• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Ocho de los 11 candidatos a la presidencia participaron en el debate de este martes. (Foto: EFE)

Ocho de los 11 candidatos a la presidencia participaron en el debate de este martes. (Foto: EFE)

Publicado 16 septiembre 2014

La reforma política fue el primer tema que debatieron los candidatos a la presidencia de Brasil. Dilma Rousseff busca la reelección con propuestas de transformación a la democracia y más planes sociales, con el objetivo de orientar la política a favor del pueblo.

Ocho candidatos presidenciales brasileños expusieron sus propuestas de Gobierno en el tercer debate televisado, orientado a temas como el aborto, el matrimonio igualitario, las reformas políticas, la participación de las mujeres y otros asuntos de interés religioso, de cara a los comicios del próximo 5 de octubre.

En este debate organizado por la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), la candidata a la reelección por el Partido de los Trabajadores (PT), Dilma Rousseff, aseguró que es necesaria una profunda reforma política para transformar la concepción de la democracia.

Asimismo, Rousseff reafirmó su compromiso con la inclusión social y la reducción de la desigualdad en el segundo bloque del debate. "Reducimos el número de brasileños desnutridos, hemos aumentado el salario mínimo un 74 por ciento, tenemos un descenso significativo de mortalidad infantil", destacó.

"Hoy hemos recibido el informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que dice que Brasil por primera vez en su historia ha transformado el mapa del hambre. Entre 2002 y 2013, se redujo la proporción de brasileños con baja alimentación y lo hemos hecho a través de la Bolsa Familia, los puestos de trabajo y el valor del salario mínimo que hemos aumentado", indicó.

Por su parte, la candidata opositora del Partido Socialista Brasileño (PSB), Marina Silva, señaló que desde su partido ha apoyado la reforma política por considerar que las actuales instituciones políticas no funcionan y según ella "no representan al país".

Salud pública y saneamiento

La mandataria brasileña, tomó la palabra de nuevo en el tercer bloque del debate para reiterar que su propuesta en materia de salud y saneamiento público se basa en la atención al pueblo.

"Más de 14 mil médicos han brindado atención a más de 50 millones de personas. Ahora vamos a crear más especialidades, que es la integración de una red de laboratorios y expertos médicos en todas las áreas", destacó. 

Por su parte, Marina Silva, refutó el argumento de Rousseff y dijo que en el país, "la mayoría de los ciudadanos no cuentan con un buen servicio de salud pública y los niños son los afectados.

Economía Nacional 

En el último bloque del debate promovido por la CNBB, los candidatos debatieron sobre temas de interés social, entre ellos, el estado de la economía de la nación suramericana. Sobre este punto, Rousseff replicó la respuesta del candidato por el Partido Revonador Laborista Brasileño (PRTB), Levy Fidelix, quien considera que la economía brasileña no avanza porque no es libre.

"La crisis mundial ha hecho que las principales economías del mundo quieran controlar el mercado financiero y no 'hiperliberalizar' (...) la independencia del Banco Central es un concepto erróneo. Independencia, en virtud de la Constitución, sólo los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. La política económica tiene que ser legitimada por el voto. El asiento debe estar libre para perseguir las metas de inflación", recalcó la dignataria brasileña. 

teleSUR te invita a conocer Minuto a Minuto todas las incidencias del tercer debate presidencial en Brasil

Y en Agenda: Brasil Decide 2014


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.