• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El fin de la violencia significa un inmediato cese del empleo de los militares, manifestó Lavrov. (Foto: Archivo)

    El fin de la violencia significa un inmediato cese del empleo de los militares, manifestó Lavrov. (Foto: Archivo)

Publicado 25 abril 2014

El canciller ruso, Serguei Lavrov, exigió a las autoridades de Kiev que cese el empleo del Ejército contra el pueblo ucraniano, para normalizar la situación en el sureste del vecino país.

Lavrov sostuvo que según el acuerdo de Ginebra "debe ser la inmediata suspensión del uso del Ejército contra su propio pueblo".

Durante una intervención en el foro de jóvenes diplomáticos de la Comunidad de Estados Independientes, que sesionó en Moscú, el Canciller afirmó que para poner a la violencia, la solución es el cese del empleo de los militares, "lo cual es indignante", subrayó.

Asimismo dijo que si las nuevas autoridades de Kiev desean realmente cumplir con el acuerdo ginebrino del 17 de abril último deben retirar de la capital el "infame Maidán", desocupar los edificios públicos y desarmar a la organización fascista Sector Derecho y a otras agrupaciones radicales.

Rusia, recalcó el ministro de Exteriores, coadyuvará en una distensión de la situación en Ucrania, pero aseveró que toda la responsabilidad por la escalada del conflicto recae sobre las actuales autoridades de Kiev.

Insistiremos en el cumplimiento de los acuerdos de Ginebra y abortaremos los intentos de distorsionar su contenido, subrayó.

Lavrov afirma que las decisiones de Kiev constituyen un crimen contra su propio pueblo, un acto punitivo que ha cobrado víctimas y por las cuales tendrá que responder.

Por su parte, el ministro de Interior de Ucrania, Arsen Avákov, ratificó este viernes que la operación contra los partidarios de la federalización en el este no ha sido suspendida y que continuará en varias etapas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.