• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • "Los carnés eran utilizados en su mayoría por los hispanos, quienes lo portaban para utilizar los servicios públicos que ofrece el Gobierno estadounidense", dijo el alcalde de Plainfield (noreste de EE.UU.), Adrian Mapp. (Foto: Archivo).

    "Los carnés eran utilizados en su mayoría por los hispanos, quienes lo portaban para utilizar los servicios públicos que ofrece el Gobierno estadounidense", dijo el alcalde de Plainfield (noreste de EE.UU.), Adrian Mapp. (Foto: Archivo).

Publicado 6 febrero 2014

La alcaldía de Plainfield, en el estado norteamericano de Nueva Jersey (noreste), prohibió este jueves a una organización sin ánimo de lucro, la fabricación de carnés de identificación para ciudadanos e inmigrantes que residen en esa zona del país sin autorización.

“Las tarjetas nunca obtuvieron la autorización municipal para ser usadas y se cree que sea un complot diseñado para engañar a inmigrantes vulnerables, ya que cada tarjeta tiene un valor de 10 dólares”, explicó el alcalde de Plainfield, Adrian Mapp.

Precisó que los carnés eran utilizados en su mayoría por los hispanos, quienes lo portaban con la intención de utilizar todos los servicios públicos que ofrece el Gobierno de Estados Unidos.

“La ciudad de Plainfield no participará en ningún movimiento que ofrece falsas esperanzas a los individuos que necesitan ayuda, a los más vulnerables de nuestra población”, sostuvo el mandatario local.

Más tarde, la directora de la organización Angels for Action que emitía las tarjetas en la jurisdicción de Plainfield, Carmen Salavarrieta, afirmó que, “el documento ayuda a inmigrantes a acceder a la biblioteca pública, clínicas, bancos y otros organismos del Estado”.

Calificó fuera de lugar la postura del alcalde Mapp, quien según sus propias palabras, ha sido testigo de todo el trabajo que se ha realizado a favor de los inmigrantes que residen en Estados Unidos desde hace varios años.

Aseguró que al menos 500 inmigrantes han sido beneficiados con las tarjetas en Plainfield. En ese panorama, recordó que el resultado del último censo en esa localidad, reveló que 40 por ciento de los 50 mil residentes que viven en la ciudad son hispanos.

“Mucha gente tiene temor a cargar el pasaporte porque lo pierden”, afirmó la activista de origen colombiano. Sostuvo que la organización que ella representa, dejará de emitir las tarjetas porque considera que se debe unir esfuerzos entre el gobierno local y los sectores populares.

“El programa que yo represento es honesto, responde a la necesidad de los inmigrantes que viven en la nación sin autorización y sin la colaboración del gobierno local pierde todo el valor”, subrayó Salvatierra.

A esa realidad se le suman los más de 11 millones de indocumentados que residen en Estados Unidos, quienes están a la espera de la aprobación de la tan anunciada reforma migratoria promovida por el presidente de ese país, Barack Obama.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.