• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El centro de reclusión de la capital paraguaya alberga a muchos campesinos que son acusados injustamente por diversos delitos. (Foto: Archivo).

    El centro de reclusión de la capital paraguaya alberga a muchos campesinos que son acusados injustamente por diversos delitos. (Foto: Archivo).

Publicado 21 marzo 2014

Al menos cinco campesinos paraguayos detenidos cumplieron este viernes 36 días de huelga de hambre. Los trabajadores del campo exigen al Sistema Judicial de ese país ser trasladados hasta sus hogares mientras llega el día del juicio por los delitos que se le acusan.

Así lo informó, Rubén Villalba, uno de los privados de libertad, quien además aseguró que, “no levantaremos nuestro ayuno y tampoco aceptaremos que ningún médico nos inyecte suero de forma intravenosa, vamos hasta las últimas consecuencias”.

Al respecto, el abogado defensor de los campesinos, Vicente Morales precisó que, “mis clientes son acusados por estar involucrados presuntamente en la muerte de seis policías de Paraguay, asociación criminal e invasión de terreno ajeno”.

Reveló que sus defendidos están muy débiles porque no consumen alimentos sólidos. Sin embargo, dijo que no levantarán la huelga de hambre hasta ser escuchados por las autoridades del Gobierno paraguayo.

Recordó que este lunes presentó ante la Corte Suprema de Paraguay un recurso de amparo, donde solicita que sus clientes sean llevados hasta sus hogares mientras se realiza el juicio el próximo mes de junio por la muerte de seis efectivos policiales en 2012.

Por su parte, el fiscal Jalil Rachid explicó a los medios de comunicación que los detenidos no pueden salir de la cárcel Tacumbú en Asunción (capital) porque según la Ley, a los acusados por tentativa de homicidio doloso no se les otorga beneficios.

La represión policial contra los campesinos de Paraguay ha desencadenado un descontento para muchos sectores del país en especial para las clases más humildes que se han convertido en los más perjudicados por la realidad que vive esa nación.

A mediados de septiembre del 2013, el senador paraguayo, Sixto Pereira, denunció la represión ejercida contra sectores sociales y campesinos en las zonas militarizadas del norte del país. El político manifestó su descontento por las acciones fuera de lugar que ejercen los organismos de seguridad de Paraguay en los sectores más desprotegidos de ese país.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.