• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Cardozo considera que el proceso es nulo porque inició con una arbitrariedad de Eduardo Cunha.

Cardozo considera que el proceso es nulo porque inició con una arbitrariedad de Eduardo Cunha. | Foto: EFE

Publicado 5 abril 2016



La defensa de la mandataria asegura que las decisiones de Eduardo Cunha contra la mandataria obedecen a un interés político.

El abogado general del Estado brasileño, José Eduardo Cardozo, calificó como una "venganza" el proceso que impulsa el jefe de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, contra la presidenta Dilma Rousseff para intentar destituirla del cargo a través de un juicio político.

Cardozo destacó que cualquier intento de separar a la mandataria del Ejecutivo debe ser considerado como un golpe de Estado que sembrará la "inestabilidad" dentro del gigante suramericano.

>> ¿Quién es Eduardo Cunha?.

Cunha es investigado por su presunta participación en el escándalo de corrupción en la estatal Petrobras.  Aceptó la denuncia contra Rousseff un día después de que el Partido de los Trabajadores (PT) apoyó el proceso para destituirlo como líder de la Cámara Baja.

De acuerdo con los argumentos presentados ante la comisión parlamentaria que lleva el caso, el juicio político contra la jefa de Estado sólo debe proceder en caso de "delito de responsabilidad"; hecho que no corresponde con las acusaciones contra Rousseff.

La oposición acusa a la Presidenta de "manipular" los presupuestos de la nación correspondientes al lapso 2014 y 2015 mediante decretos, acumulación de deudas y créditos con la banca pública; hecho negado por la Ejecutiva en varias oportunidades.

"Un delito de responsabilidad sólo es considerado cuando hay un atentado contra la Constitución, no la simple violación de una ley, y siempre que sea practicado por el propio mandatario y que además sea doloso", expresó Cardozo ante la comisión.

En ese sentido señaló que las operaciones financieras de la mandataria fueron hechas "dentro del marco legal", por lo que "no hubo nada ilícito" ni tampoco "mala fe", por lo que ngó que existan "causas jurídicas" para un juicio político.

Denunció que el proceso que se realiza contra Rousseff es nulo, debido a que es producto de una arbitrariedad de Cunha contra el actual Ejecutivo.

>> Barbosa: Acusaciones a Rousseff solo buscan derrocar su Gobierno.

El proceso

Tras escuchar los argumentos presentados por la defensa, la comisión elaborará un informe y votará el caso dentro de una semana, lo que podría archivar la causa o enviarla al pleno de los Diputados para su deliberación.

Una vez allí, una mayoría calificada de 342 votos deberá respaldarlo para que el proceso pueda continuar, lo que permitiría al Senado, a través de mayoría simple, decidir el curso del juicio político.

De ser aceptadas las acusaciones contra Rousseff, la presidenta sería separarada del cargo durante un lapso de 180 días, mientras la Cámara Alta concluye el proceso.

En ese lapso el Ejecutivo estará en manos del vicepresidente Michel Temer, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño, que recientemente rompió relaciones con el PT y generó la renuncia de siete ministros al Gabinete gubernamental.

>> Pueblo brasileño vuelve a decir NO al golpe de Estado.

En contexto
El pueblo brasileño se ha activado en diversas movilizaciones en "defensa de la democracia", no solo en apoyo a la actual mandataria de Brasil, sino al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien también se enfrenta a la posibilidad de que se le realice un juicio político por supuestos casos de corrupción.
El periódico digital Brasil 247 denunció que el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, maniobra para realizar la votación en el plenario el domingo 17 de abril.
Cunha estaría planificando ejercer su voto, contrario a lo que establece el reglamento de la Cámara Baja, que estipula que el titular vota solo en elecciones secretas o para desempatar votaciones abiertas, una posibilidad que no existe en el caso del julio político.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.