• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Nueve campesinos murieron en un municipio de Brasil y 19 personas han sido asesinadas desde enero a causa del conflicto en el campo.

Nueve campesinos murieron en un municipio de Brasil y 19 personas han sido asesinadas desde enero a causa del conflicto en el campo. | Foto: EFE

Publicado 2 mayo 2017

La Comisión Interamericana de DD.HH. pidió al Gobierno brasileño atender los conflictos relacionados con la lucha por la reforma agraria. 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió este martes al Estado brasileño que tome medidas contra la violencia generada en los conflictos por la tierra que afectan a campesinos y otros trabajadores rurales. 

"La CIDH urge al Estado brasileño a atender las causas estructurales relacionadas con los conflictos vinculados a la lucha por la reforma agraria", expresó el organismo en un comunicado oficial. 

Nueve campesinos fueron asesinados en el municipio Colniza (centro- oeste de Brasil) el 19 de abril. Las víctimas fueron ejecutadas por personas encapuchadas y los cuerpos presentaron señales de tortura, según informan los relatos. 

La CIDH hizo un llamamiento para que las autoridades continúen con la investigación de los hechos para castigar a los culpables y "combatir la impunidad". 

Unas 19 personas en total fueron asesinadas en lo que va de 2017 en cinco estados brasileños debido al conflicto en el campo, según el recuento de la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT) de la Conferencia Nacional de los Obispos (CNBB). La cifra se suma a los 61 asesinatos de 2016. 

>> "Con o sin protestas" Temer aplicará sus reformas en Brasil

La CPT informó que las amenazas de muerte también aumentaron un 39 por ciento y mientras en 2015 se registraron 144 denuncias, en 2016 fueron 200. 

Los desalojos crecieron aún más: el número de familias expulsadas pasó de 795 a 2.639 en 2016, lo que representa un crecimiento del 232 por ciento. 

La CPT alertó que 31.278 familias están en riesgo de ser desalojadas por orden judicial como sucedió con otras 12.829 familias en 2016. 

"La CIDH resalta que ante este tipo de situaciones el Estado brasileño tiene la obligación de adoptar medidas para prevenir el desplazamiento, proteger y brindar asistencia a las personas desalojadas durante su desplazamiento, prestar y facilitar la asistencia humanitaria y facilitar soluciones duraderas". 

>> Lula suma apoyo popular para presidenciales de 2018 en Brasil


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.