• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El debate de investidura de Pedro Sánchez comenzará el sábado 4 de enero y podría extenderse hasta el domingo 5.

El debate de investidura de Pedro Sánchez comenzará el sábado 4 de enero y podría extenderse hasta el domingo 5. | Foto: Reuters

Publicado 2 enero 2020


Blogs



Durante la primera jornada, Pedro Sánchez expondrá sus propuestas programáticas para formar un Gobierno de coalición, ya que no cuenta con la mayoría requerida.

La presidenta del Congreso de Diputados de España, Meritxell Batet, convocó este jueves de manera oficial el pleno de investidura del líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) como jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, para el próximo 4 de enero.

LEA TAMBIÉN:

Tribunal suspende orden de detención contra Carles Puigdemont

En un comunicado, el ente informó que “el debate de investidura de Pedro Sánchez comenzará el sábado 4 de enero” y podría extenderse hasta el domingo 5, mientras que medios locales estiman que sea investido el próximo 7 de enero, en segunda votación al necesitar solo mayoría simple.

Durante la primera jornada, Sánchez expondrá sus propuestas programáticas para formar un Gobierno de coalición junto a Unidas Podemos, en una alocución sin tiempo límite fijado, pero cuya duración estimada es entre una y dos horas.

Tras un receso para dar tiempo a preparar sus intervenciones, será el turno de los portavoces de los diferentes partidos políticos presentes en el hemiciclo y, en cada caso, contarán con 43 minutos de intervención: 30 de discurso inicial, diez de réplica y tres de contrarréplica.

Una vez finalizado el debate entre los representantes de cada grupo y Sánchez, se celebrará una votación en la que el candidato requeriría el apoyo de la mayoría absoluta de la Cámara, fijada en 176 escaños, para obtener la confianza como presidente del Gobierno.

Debido a que no dispone del apoyo de una mayoría absoluta, es probable que esa primera votación no permitirá su investidura, lo que llevaría a un segundo sufragio 48 horas después, el martes 7 de enero.

Como parte de esa segunda sesión, Sánchez tendrá diez minutos para solicitar el respaldo de la Cámara y los representantes de los grupos parlamentarios dispondrán de cinco minutos cada uno. 

El candidato tiene casi garantizado el éxito en esa segunda votación, en la que se entenderá como otorgada la confianza en caso de obtener apoyo de la mayoría simple, tras las alianzas realizadas con las demás agrupaciones políticas.

Sin embargo, en caso de que Sánchez fracase y no se logre una alternativa viable en los dos meses posteriores a la primera votación -hasta el 5 de marzo-, el rey Felipe VI, con el refrendo de la presidenta del Congreso, deberá disolver las Cortes Generales al día siguiente y convocar a nuevas elecciones 47 días después, tentativamente para el 22 de abril.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.