• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El ministro de Gobierno boliviano dijo confiar en resolver mediante el diálogo las demandas de los policías.

El ministro de Gobierno boliviano dijo confiar en resolver mediante el diálogo las demandas de los policías. | Foto: Captura de pantalla teleSUR

Publicado 9 noviembre 2019





El ministro Romero desmintió las denuncias hechas por el líder cívico Luis Fernando Camacho, quien dijo que existía un plan del Gobierno para asesinarlo.

El ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos Romero, convocó este viernes a grupos de policías que han expresado diversas demandas institucionales a sostener un diálogo para resolver sus reclamos, al tiempo que descartó sacar de sus cuarteles a las fuerzas militares.

LEA TAMBIÉN:

Presidente Morales convoca a defensa pacífica de la democracia

“Convoco a la Policía a que pueda balancear sus peticiones y las vamos a atender en el marco que lo institucional esté separado de lo político”, declaró el funcionario boliviano durante una rueda de prensa ofrecida la noche del viernes.

Romero dijo que deseaba dejar “claramente establecido que la Policía tiene una enorme responsabilidad histórica en esta coyuntura”, por lo que Nosotros tenemos plena confianza en que vamos a poder superar esta situación que se presenta en la Policía a través del diálogo.

 

Horas antes, el comandante de la Policía boliviana, Yuri Calderón, afirmó desmintió que se estuvieran produciendo motines en cuarteles policiales, aunque reconoció que existía malestar de sus compañeros en Cochabamba contra su comandante departamental que ya fue resuelto con el cambio respectivo.

Calderón agregó que el resto del país la situación es normal, aunque con acoso de civiles.

El ministro de Gobierno también desmintió las denuncias hechas por el líder cívico Luis Fernando Camacho, quien dijo que existía un plan de las autoridades para asesinarlo.

“No somos un Gobierno que planifica muertes”, manifestó el ministro Romero, quien exhortó a la pacificación del país. “La paz social es un patrimonio histórico del pueblo boliviano”, finalizó.

Grupos opositores han realizado diversas movilizaciones violencias desde hace dos semanas en rechazo a los resultados de las elecciones del 20 de octubre pasado, que ganó el presidente Evo Morales sin recurrir a una segunda vuelta electoral.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.