• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los brasileños rechazarán los intentos de desestabilización de la derecha.

Los brasileños rechazarán los intentos de desestabilización de la derecha. | Foto: @losotrosjudios

Publicado 24 marzo 2016

El PT llamó a la movilización permanente para rechazar los intentos de desestabilización que promueve la derecha en el gigante suramericano.

Miles de brasileños saldrán este jueves a las calles de Sao Paulo y Río de Janeiro en Brasil para apoyar a la presidenta Dilma Rousseff, y al expresidente y máximo representante del Partido de los Trabajadores (PT), Luiz Inácio Lula Da Silva, y al mismo tiempo para rechazar el intento de golpe de Estado que ha sido denunciado por ambos líderes.

Las actividades se tienen previsto realizar a partir de las 17H00 hora local y se efectúan luego de que el PT llamara a la movilización permanente para rechazar los intentos de desestabilización que promueve la derecha en el gigante suramericano.

>> Denuncian relaciones de la Rede Globo con el golpismo Internacional

En la víspera, el exmandatario brasileño Lula da Silva aseguró que no aceptarán un golpe de Estado en esa nación, que ha vivido unos 28 años de democracia.

Dijo además que aceptó el cargo de ministro de Casa Civil para ayudar a Dilma Rousseff y al pueblo brasileño. El pasado martes, la profesora de periodismo de la Universidad Federal Fluminense (UFF), Sylvia Moretzsohn, denunció que los medios de comunicación empresariales crean el contexto político para dar un golpe de Estado contra la presidenta Dilma Rousseff.

El líder del PT denunció que la derecha local no deja gobernar a la actual mandataria Dilma Rousseff, sin embargo, determinó que el acto de solidaridad con la dignataria es prueba de que las personas están cansadas de ver tantas mentiras en los medios de comunicación.

>> Comisión que evalúa juicio político contra Dilma apura el paso

En contexto
Desde el año pasado, el Congreso y la derecha de Brasil pusieron en marcha un plan para difamar el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y desprestigiar los logros alcanzados en beneficio del pueblo, mediante intentos de enjuiciar a la jefa de Estado por el caso de corrupción en la estatal Petrobras.
Por ahora, el Congreso evalúa destituirla y, en caso de que la acusación a Rousseff proceda, estiman separarla por 180 días de sus funciones mientras investigan. El exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, por su parte, también es investigado por el caso. El 4 de marzo fue detenido de manera arbitraria por unos 200 efectivos de la Policía Federal de Brasil que allanaron su casa.

>> Lula da Silva: no vamos a aceptar un golpe en este país


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.