• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La avenida Paulista fue cerrada por un grupo de manifestantes solicitaron la salida de Temer.

La avenida Paulista fue cerrada por un grupo de manifestantes solicitaron la salida de Temer. | Foto: @Pedro_Viscardi

Publicado 16 mayo 2016



Mientras el presidente interino participó de una entrevista televisiva, ciudadanos de distintos puntos del país gritaron "Fuera, Temer" y tocaron bocinas y cacerolas para exigir su dimisión. 

La primera entrevista televisada del mandatario interino de Brasil, Michel Temer, motivó una ola de cacerolazos en ciudades como Brasilia, Sao Paulo, Río de Janeiro y Porto Alegre, donde la gente salió además a las ventanas para gritar "Fuera Temer".

La información fue difundida por medios locales como Vermelho y "UOL", este último detalló también que, mientras se llevaba a cabo la entrevista, el hashtag #ForaTemer se ubicó entre los "Trending Topics" de la noche con casi 40 mil menciones hasta las 22H50 hora local (1H50 GTM).

En bares de San Salvador se generaron altercados cuando la entrevista fue transmitida en los televisores, mientras que en Sao Paulo, un grupo de manifestantes cortaron el tránsito en la avenida Paulista, en el centro de la ciudad.

El portal "G1", del grupo Globo, informó que también hubo protestas en Belo Horizonte, donde se pidió el "impeachment" para Temer.

>> Temer admite que no cuenta con la popularidad de Rousseff

El cacerolazo se suma a las protestas que fueron realizadas esta semana en distintos puntos de la nación contra el político del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que asumió la presidencia del país por 180 días mientras transcurre el proceso de juicio político contra la presidenta electa de forma democrática, Dilma Rousseff. 

Durante la entrevista transmitida por TV Globo, el mandatario interino refutó las críticas que le fueron hechas al integrar un gabinete sin mujeres ni negros y anticipó su intención de incorporar al mismo, en el futuro próximo, a por lo menos cuatro féminas.

>> Abogado de Rousseff: Esto es un golpe sin armas

También negó su intención de querer vulnerar los derechos adquiridos con su propuesta de reforma a la seguridad social, y desmintió que quiera acabar con los logros sociales alcanzados en los últimos 13 años. 

Temer indicó igualmente que no tiene intención de presentarse como candidato en las elecciones presidenciales que tendrán lugar en octubre de 2018, lo que le permitirá hasta "ser impopular" por el bien del país.

Explicó que esta decisión le permite incluso "ser impopular", ya que podrá tomar iniciativas que no agraden a la población, pero que "produzcan beneficios para el país".

Del mismo modo, admitió que no posee la popularidad de la mandataria brasileña, Dilma Rousseff.

"Fui electo conjuntamente con la señora presidenta, los votos que ella recibió yo también los recibí (...) Pero, reconozco que no tengo esa inserción popular, que sólo ganaré si desde nuestro gobierno, que es legítimo aunque interinamente, produzco un efecto benéfico para el país. Creo y tengo esperanza que lo conseguiremos", añadió.

En Contexto 

Temer asumió la Presidencia el pasado jueves por un plazo de 180 días, después de que el Senado suspendiera en forma provisional a Rousseff, quien será juzgada por presuntos delitos vinculados a maniobras contables, aunque no existen pruebas en su contra. 

La maniobra denominada como "Impeachment" o juicio político, es calificada por analistas como un golpe de Estado que busca socavar el Estado popular de Brasil, como una forma para que líderes de la derecha puedan llegar al poder sin atravesar por un proceso eleccionario. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.