• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Dilma señaló en días anteriores que Temer siempre había sido "extremadamente correcto".

Dilma señaló en días anteriores que Temer siempre había sido "extremadamente correcto". | Foto: teleSUR

Publicado 8 diciembre 2015

El Gobierno de la mandataria Dilma considera que la carta del vicepresidente Michel Temer es una estrategia para que su partido político pueda tener libertad en el juicio que la oposición busca aplicar a Rousseff. 

Con duros términos, el vicepresidente de Brasil, Michel Temer, envió una carta al gabinete de la mandataria, Dilma Rousseff, en la que resaltó la supuesta falta de confianza que existe entre la mandataria y él.

La misiva fue calificada por el Palacio de Planalto como una estrategia para que el Gobierno rompa relaciones con él y que de esa forma el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), al que pertenece Temer, pueda ser más libre en el proceso de juicio político que la derecha brasileña quiere hacer en contra de Dilma.

Lea aquí→ Brasil: llaman a evitar juicio contra Rousseff

El PMDB es la principal fuerza aliada del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), tolda política a la que pertenece Rousseff.

Para los asesores presidenciales, el PMDB ha tomado una postura en los últimos días de desapego y el silencio, para provocar una reacción negativa de la presidenta Dilma. Un auxiliar dice que la carta era sólo el "cierre" de esta estrategia.

Temer expresa: "siempre tuve la certeza de la absoluta desconfianza de la señora y de su entorno en relación a mí y al PMDB. Desconfianza incompatible con lo que hicimos para mantener el apoyo personal y partidario a su gobierno".

Ante este ataque, la mandataria Rousseff no se ha pronunciado, sin embargo, en sus últimas declaraciones en el Palacio de Planalto, cuando ya circulaban fuertes rumores de ruptura del PMDB, la presidenta afirmó no tener "ni un milímetro" de razones para desconfiar de Temer y aseguró que éste siempre había sido "extremadamente correcto".

Lea también→ Brasil: Partidos políticos rechazan juicio contra Rousseff

En contexto
El 2 de diciembre, el presidente del Congreso brasileño, Eduardo Cunha, aprobó la solicitud de juicio político contra la presidenta de ese país, Dilma Rousseff, por presuntamente haber “maquillado” las cuentas públicas de 2014 y 2015,  "cargando" a los bancos del Estado gastos correspondientes al Gobierno por 41 mil millones de reales en 2014 (equivalente a unos 10 millones de dólares).
Ante estas acusaciones, Rousseff manifestó que defenderá su mandato con todos los instrumentos del Estado de derecho por la salud de la democracia brasileña. Afirmó que no cometió ilícitos que justifiquen ese proceso, pues no tiene cuentas bancarias en el exterior.
Dijo además que los argumentos presentados contra ella en el pedido de juicio político son inconsistentes y alertó que están en peligro los avances logrados en los últimos 13 años.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.