• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 24 marzo 2016

Los manifestantes salieron a las calles en defensa de la democracia y en apoyo a la presidenta Dilma Rousseff frente a los ataques de la derecha.

El pueblo brasileño marchó este jueves en las ciudades de Sao Paulo y Río de Janeiro en rechazo al intento de golpe de Estado contra el Gobierno de Dilma Rousseff, que se gesta desde el año pasado.

Los manifestantes marcharon hasta la sede del canal de televisión Globo para denunciar la participación de este medio en el intento de golpe de Estado.

El corresponsal de teleSUR en Sao Paulo, Leonardo Fernandes, informó que en las concentraciones hay movimientos sociales y sindicales.

Este miércoles, el exmandatario brasileño Lula da Silva aseguró que no aceptarán un golpe de Estado en esa nación, que ha vivido unos 28 años de democracia.

Dijo, además, que aceptó el cargo de ministro de Casa Civil para ayudar a Dilma Rousseff y al pueblo brasileño.

El líder del PT denunció que la derecha local no deja gobernar a Rousseff, sin embargo, determinó que los actos de solidaridad con la mandataria son prueba de que las personas están cansadas de ver tantas mentiras en los medios de comunicación.

>> Lula da Silva estima que en 6 meses regrese la alegría a Brasil

En contexto

Desde el año pasado, el Congreso y la derecha de Brasil pusieron en marcha un plan para difamar el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y desprestigiar los logros alcanzados en beneficio del pueblo, mediante intentos de enjuiciar a la jefa de Estado por el caso de corrupción en la estatal Petrobras.

Por ahora, el Congreso evalúa destituirla y, en caso de que la acusación a Rousseff proceda, estiman separarla por 180 días de sus funciones mientras investigan, Lula da Silva, por su parte, también es investigado por el caso. El 4 de marzo fue detenido de manera arbitraria por unos 200 efectivos de la Policía Federal de Brasil que allanaron su casa.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.