• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Con el rechazo de la Cámara Baja, la normativa no irá al Senado

Con el rechazo de la Cámara Baja, la normativa no irá al Senado | Foto: EFE

Publicado 1 julio 2015

Insisten que los jóvenes son las víctimas y no los victimarios en caso de homicidios, robos o violencia.

La Cámara de Diputados de Brasil dijo No este miércoles a la propuesta de cambio en el texto de artículos de la Constitución para reducir la edad de responsabilidad penal de 18 a 16 años en caso de crímenes graves. 

Los legisladores votaron en contra de la normativa, pero aún deben sancionar el texto original de la enmienda que establece la reducción de la mayoría de edad penal en caso de cualquier crimen.

La voluntad de los diputados a favor del ‘No’ a la reducción de edad penal, fue el primer trámite para que la enmienda no pase al Senado.

El Congreso había sancionado el proyecto de ley hace semanas en medio de intensas manifestaciones contra la medida, que también fue criticada por la presidenta Dilma Rousseff y miembros del Partido de los Trabajadores (PT). 

Se necesitaban 308 votos, que corresponden a tres quintos del número total de diputados de la Cámara, 303 legisladores la apoyaron y 184 votaron en contra,  tres se abstuvieron.

"La razón venció al odio. El lugar de los niños y adolescentes no es la cárcel, sino la escuela", celebró el diputado del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), Jean Wyllys, a través de su cuenta de Twitter. 

Rousseff, quien insiste en que la medida significa la exclusión social de la juventud, afirmó que el Gobierno propondrá cambios en el Estatuto de Niños y Adolescentes con la intención de aumentar el castigo para los involucrados en crímenes graves.

"Atribuirles penas de adultos a los jóvenes que se ven involucrados en actos de pandilla, tipifica lo que sucedería en situaciones de crímenes atroces", agregó la jefa de Estado desde Brasilia, capital de Brasil.

¡Importante!  Un informe del Instituto de Investigaciones de Economía Aplicada de Brasil (IPEA, por su sigla en portugués) indica que solo el 8,75 por ciento de los menores detenidos en el país, respondieron por crimen u homicidio en 2013, mientras que el 63,5 por ciento fue detenido por delitos que no entraron en el proyecto de enmienda.  
El Congreso no consideró casos como el robo o el tráfico de drogas, siendo el último uno de los principales problemas detrás de la delincuencia juvenil en el país.

El proyecto de enmienda iba a ser enviado al Senado el próximo 30 de julio para que ratifique su aval, según el presidente del Congreso, Eduardo Cunha, para quien la reducción de edad penal constituye un acto justo. 

La Organización de Naciones Unidas (ONU) también se manifestó en contra esta medida asegurando que los jóvenes brasileños son más víctimas que victimarios de la violencia.

DATO »  La normativa de reducir la edad penal está en el Congreso brasileño desde hace dos décadas, y tomó fuerzas tras la presunta vinculación de varios menores de edad en la muerte a puñaladas de un médico, en Rio de Janeiro (sureste).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.