• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Brasil triunfó con sus sistema electrónico. (Foto: Reuters)

Brasil triunfó con sus sistema electrónico. (Foto: Reuters)

Publicado 6 octubre 2014

En esta elección, como en la anterior, se probó también el sistema biométrico, que supone la identificación del elector con su huella dactilar.

El sistema electoral de Brasil marcó un récord al escrutar 116 millones de votos en menos de tres horas. Ello gracias a la implementación del sistema electrónico.

Los resultados oficiales, que confirmaron que la presidenta Dilma Rousseff se medirá en segunda vuelta con el socialdemócrata Aécio Neves, fueron publicados a tal velocidad que los sondeos de boca de urna realizados por diferentes consultoras apenas tuvieron tiempo de ser difundidos.

Si bien algunas fallas aisladas en las urnas obligaron a que se demoraran los cierres de los colegios electorales en Río de Janeiro y Brasilia, en general el sistema electrónico mostró su efectividad.

En esta elección, como en la anterior, se probó también el sistema biométrico, que supone la identificación del elector con su huella dactilar.

De los 142,8 convocados a las urnas, 27,69 millones (19,39%) se abstuvieron de votar. Hubo casi 27,7 millones de votos blancos y 6,67 millones de electores anularon el sufragio.

En la séptima elección presidencial desde el fin del Gobierno militar en 1985, ningún candidato obtuvo más del 50 por ciento de los votos válidos en la primera ronda, por lo que el próximo 26 de octubre se realizará el balotaje para definir quién será el presidente de la nación.

Rousseff recibió 43,27 millones de votos en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, y superó por unos 8,37 millones de votos a su rival en la segunda vuelta, Aécio Neves.

La ambientalista Marina Silva, quien en septiembre se perfilaba como la principal amenaza a la reelección de Rousseff, terminó tercera con 22,17 millones de votos, el 21,32% de los válidos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.