• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Expresidente brasileño es investigado por caso de corrupción Petrobras.

Expresidente brasileño es investigado por caso de corrupción Petrobras. | Foto: Archivo

Publicado 14 julio 2015

Los allanamientos realizados por la policía de ese país se dieron en su residencia en Brasilia y Alagoas, estado que representa en el Senado.

La policía de Brasil allanó este martes la vivienda del expresidente y actual senador Fernando Collor de Mello, operación que se realiza en varios estados del país para recabar pruebas en la causa de corrupción en la estatal Petrobras.

Los 53 procedimientos ejecutados hasta el momento fueron autorizados por la Corte Suprema, responsable de juzgar los casos que involucran a políticos con cargos vigentes, en el proceso delictivo que ha costado más de dos mil millones de dólares en pérdidas a la petrolera.

"Las medidas son necesarias para el esclarecimiento de los hechos investigados en el ámbito del Supremo Tribunal Federal, siendo que algunas son para garantizar la aprehensión de bienes adquiridos mediante una posible práctica delictiva y otras para resguardar pruebas relevantes que podrían ser destruidas en caso de no ser incautadas", dijo Rodrigo Janot, procurador de la República, a través de un comunicado.

Collor, quien renunció a la presidencia poco antes de que el Congreso votara su destitución por corrupción, calificó de "invasiva y arbitraria" la operación, que a su juicio busca "alimentar el clima de terror y persecución para intimidar a futuros testigos", según un comunicado emitido de su defensa.

Durante la operación en la capital fueron incautados tres autos de lujo, un Ferrari, un Lamborghini y un Porsche, que según la prensa pertenecen al senador.

CONTEXTO

De acuerdo con las autoridades, el esquema de corrupción en Petrobras movilizó en términos de lavado de dinero y sobrefacturación unos 10 mil millones de reales (tres mil 850 millones de dólares) en obras y contratos de la petrolera.

En diciembre pasado la presidenta Dilma Rousseff pidió castigo para los involucrados en el caso, al tiempo que enfatizó que en su país “no hay intocables”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.