• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El ataque ocurre faltando horas para que Barack Obama entregue la presidencia de Estados Unidos a Donald Trump.

El ataque ocurre faltando horas para que Barack Obama entregue la presidencia de Estados Unidos a Donald Trump. | Foto: @NotiBum

Publicado 19 enero 2017

El Ejército estadounidense realizó varios ataques aéreos "de precisión" contra el autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe) en Libia.

Un bombardero estadounidense B-2 realizó varios ataques aéreos la noche de este miércoles contra campamentos del autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe) en Sirte, Libia, informaron dos oficiales del Ejército de Estados Unidos (EE.UU.).

"Aunque todavía estamos evaluando los resultados de los ataques, la evaluación inicial indica que tuvieron éxito", señalaron.

>>La doble moral de Obama sobre las intervenciones extranjeras

Los funcionarios, anónimamente, señalaron que durante los bombardeos aproximadamente 80 terroristas resultaron muertos.

La arremetida fue hecha en cooperación con el Gobierno de la Unidad Nacional de Libia y respaldado por la ONU, señalaron los oficiales.

El ataque fue propiciado a terrorista que se encontraban en el desierto para más tarde reorganizarse, para perpetrar una "amenaza para la seguridad de Libia, de la región y de los intereses nacionales de Estados Unidos".

"Esta acción fue autorizada por el presidente (Barack Obama) como una extensión de la exitosa operación que los militares estadounidenses llevaron a cabo el año pasado para apoyar a las fuerzas libias en la liberación de Sirte del control del EI", dijo Peter Cook, portavoz del Pentágono.

>>Más de 30 militares sirios mueren en atentado cerca de Damasco

Además, Cook afirmó que EE.UU. está a favor de los esfuerzos que realiza Libia para neutralizar las amenazas que llevan adelante los grupos terroristas y derrotar al autodenominado Estado Islámico en esa nación, por ello, dejó claro que los ataque aéreos tienen como objetivo impedir que los grupos armados tengan un refugio seguro y "degradar" su capacidad de desestabilizar Sirte.

Desde febrero de 2011, cuando rebeldes libios, mercenarios extranjeros y fuerzas de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN), apoyados por Francia y Estados Unidos (EE.UU.), iniciaron operaciones para derrocar al líder Muamar Gadafi, Libia comenzó a sumergirse en el caos.

Obama ha reconocido que su mayor equivocación como jefe de Estado fue la invasión a Libia en 2011, por no prever sus consecuencias, como la inestabilidad política en la que quedó sumida el país y que aún persiste.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.