• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Sólo el pasado lunes Rusia logró ejecutar hasta 86 bombardeos contra centros operados por el EI.

Sólo el pasado lunes Rusia logró ejecutar hasta 86 bombardeos contra centros operados por el EI. | Foto: Archivo.

Publicado 14 octubre 2015

Los ataques se ha incrementado en las últimas horas y han logrado acabar con puntos estratégicos dominados por grupos extremistas.

El Ministerio de Defensa de Rusia anunció este miércoles que en las últimas 24 horas aviones de ese país han realizado un total de 41 misiones en las que bombardearon 40 objetivos del autodenominado Estado Islámico (EI) en Siria. 

Según dio a conocer el portavoz Ígor Konashénkov, como parte de esas acciones destruyeron un almacén de municiones de grupos terroristas que operan  en la provincia de Alepo, almacenes de material bélico y talleres en los cuales se fabrican armas para terroristas suicidas.

Lea también: Rusia destruye 53 instalaciones del Estado Islámico en Siria

 

En dato: Los bombardeos de las fuerzas areas rusas, se han producido en las provincias de Alepo, Idlib, Latakia y Hama, en el noroeste de Siria.

"Los cazas Su-24M han realizado ataques de precisión cerca de la ciudad de Alepo contra instalaciones usadas por los milicianos para fabricar artefactos explosivos y colocárselos a terrorista suicidas en coches", precisó el representante del Ministerio ruso, citado por RIA Novosti.

El despacho de seguridad ruso también informó que en la provincia de Deir el Zor fue eliminado un punto de mando y una de las mayores unidades del EI, así como también un centro de entrenamiento de los extremistas en la región de Idlib.

Lea también: Rusia destruye 63 nuevos elementos del Estado Islámico en Siria

 

 

En contexto: Rusia comenzó sus bombardeos en Siria el pasado 30 de septiembre. Desde entonces ha destruido varios centros manejados por grupos extremistas del Estado Islámico.
De acuerdo con analistas internacionales, este grupo terrorista es respaldado y financiado por potencias del Occidente que buscan apoderarse de los recursos estratégicos de la región, mediante la desestabilización del Gobierno sirio.
Los bombardeos de Rusia responden a la solicitud del presidente sirio Bashar al-Assad de cooperar en la lucha contra los extremistas en el territorio del país árabe. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.