• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El Gobierno iraquí llamó a los manifestantes a controlarse y manifestarse de manera pacífica.

El Gobierno iraquí llamó a los manifestantes a controlarse y manifestarse de manera pacífica. | Foto: Twitter @zaid_zido

Publicado 2 octubre 2019





Las fuerzas de seguridad sellaron la icónica plaza Tahrir en la capital iraquí, donde cientos de manifestantes se habían reunido el día anterior, para exigir empleos y mejores servicios públicos.

Las fuerzas de seguridad iraquíes usaron gases lacrimógenos y dispararon en varias ocasiones este miércoles  para dispersar una inusual protesta antigubernamental en las calles de Bagdad, la segunda de este tipo en menos de 24 horas.

LEA TAMBIÉN:

Universitarios colombianos protestan contra corrupción y abusos

Al menos ocho manifestantes resultaron heridos en el distrito de Zafaraniya, en el sureste de Bagdad, cuando la policía y el ejército abrieron fuego y lanzaron gases lacrimógenos para dispersar a decenas de manifestantes, indicaron fuentes de la policía.

Por otra parte, cientos de manifestantes atacaron la sede del gobierno provincial de Dhi-Qar, en el sur de Irak, e incendiaron el edificio en el segundo día de protestas contra la corrupción, la falta de servicios básicos y de oportunidades de empleo. 

Los manifestantes se reunieron frente al edificio del gobierno provincial en la tarde antes de que incursionaran en el edificio en la capital provincial, Nasriyah, a unos 375 kilómetros al sur de Bagdad, e incendiaron el edificio, informó el canal estatal Iraqiya.

El Gobierno iraquí llamó a los manifestantes a controlarse y manifestarse de manera pacífica y la oficina de la ONU en Irak pidió a las autoridades control en el manejo de las protestas que el martes acabaron violentamente con un muerto y 200 heridos.

Las fuerzas de seguridad sellaron la icónica plaza Tahrir en la capital iraquí, donde cientos de manifestantes se habían reunido el día anterior, para exigir empleos y mejores servicios públicos.

Las protestas estallaron el martes en Bagdad, donde cientos de personas, incluidos graduados universitarios, salieron a las calles de la capital y otras ciudades  para protestar contra el desempleo, la corrupción y los servicios deficientes.

Dos manifestantes fueron asesinados , uno en Bagdad y el otro en la ciudad sureña de Nassiriya, según la policía.

Un tercer manifestante murió el miércoles en Irak, como consecuencia de las heridas sufridas durante la dispersión la víspera de una manifestación en el centro de Bagdad, indicaron fuentes médicas y de seguridad.

Las muertes llevaron al presidente de Iraq, Barham Salih, a recordar a las fuerzas de seguridad que "la protesta pacífica es un derecho constitucional".

"Nuestros jóvenes iraquíes buscan reformas y empleos, y nuestro deber es cumplir con estas demandas legítimas", escribió en una publicación de Twitter el martes por la noche.

"La protesta pacífica es un derecho constitucional garantizado a los ciudadanos. Nuestras fuerzas de seguridad están encargados de proteger los derechos de los ciudadanos y mantener la seguridad pública. Insisto en la moderación y el respeto a la ley. Nuestros jóvenes buscan reformas y empleos, y nuestro deber es cumplir con estos derechos legítimos. Misericordia para los mártires y curación para los heridos".

Las manifestaciones son el primer desafío popular significativo para el primer ministro Adel Abdel Mahdi, quien formó su gobierno hace un año y que culpó de la violencia a los "agresores" entre los manifestantes.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.