Bolivia: Lluvias dejan 15 muertos y más de 10 mil damnificados | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El desbordamiento de ríos en las localidades de Guanay y Tipuani causó inundaciones en La Paz y el municipio potosino de Cotagaita.

El desbordamiento de ríos en las localidades de Guanay y Tipuani causó inundaciones en La Paz y el municipio potosino de Cotagaita. | Foto: APG

Publicado 18 enero 2015

Las autoridades bolivianas aseguran que están mejor preparadas para afrontar esta tragedia, menor a la de 2014.

En lo que va del mes de enero las fuertes lluvias que afectan a Bolivia han dejado 15 muertos y unas 10 mil 400 familias damnificadas.

Así lo informó el viceministro de Defensa Civil de Bolivia, Óscar Cabrera, quien alertó sobre el riesgo de inundaciones en regiones bajas debido a las fuertes lluvias que azotan seis de las nueve regiones del país.

En Cochabamba (centro) han muerto siete personas; en Potosí (suroeste) fallecieron otras cinco ; mientras que en la sureña Chuquisaca murieron dos personas y una en Santa Cruz (este), detalló el viceministro boliviano.

Cabrera indicó que las zonas "gravemente afectadas" y donde el riesgo "continúa latente" son el norte de La Paz, donde más de 500 familias quedaron damnificadas, y el municipio potosino de Cotagaita con 19 viviendas derrumbadas solo esta semana  a causa de las inundaciones por el desbordamiento de ríos en las localidades de Guanay y Tipuani. 

Por otro lado, la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), informó, mediante un comunicado, que este sábado se derrumbó un tramo de la carretera que conecta a la ciudad de La Paz con varias poblaciones del norte del departamento homónimo, lo que ocasionó el corte de esa vía.

El viceministro de Denfensa Civil señaló también que en la Amazonía boliviana varios ríos fueron declarados en alerta naranja, entre ellos el Beni y el Mamoré, este último el más grande de Bolivia.

Menores daños que 2014
Cabrera recordó que los daños ocasionados por las precipitaciones durante el presente enero son considerablemente menores que los registrados en igual período de 2014, cuando "a estas alturas había mayor cantidad de familias afectadas y personas que perdieron la vida". En este sentido, Cabrera aseguró que el país está mejor preparado que en 2014 para la alerta y la prevención de desastres, así como la atención de las emergencias.
La anterior temporada lluviosa dejó en Bolivia un saldo de al menos 60 muertos, 60 mil familias afectadas y significativas pérdidas en la agricultura, ganadería e infraestructura del país.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.