• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las experticias permitieron encontrar mucha similitud entre la muerte de Castillo y la del músico Armando Cañizales.

Las experticias permitieron encontrar mucha similitud entre la muerte de Castillo y la del músico Armando Cañizales. | Foto: AVN

Publicado 11 mayo 2017

Un arma explosiva de fabricación artesanal disparó la pieza de acero que atravesó el brazo y penetró el tórax del joven venezolano. 

Una bola o esfera metálica de 2 centímetros de diámetro fue el proyectil que le causó la muerte al joven Miguel Fernando Castillo, de 27 años, durante una violenta manifestación opositora, ocurrida el 10 de mayo en la urbanización Las Mercedes en la capital venezolana de Caracas.

La pieza de acero fue disparada con un arma explosiva de fabricación casera o artesanal, según las pruebas que determinaron el empleo de pólvora para empujar el proyectil. 

Fuente: La Tabla

Los expertos en criminalística calculan que el arma fue fabricada con un tubo con un diámetro de 3/4 de pulgada.

La potencia que traía el proyectil hizo que este atravesara el brazo y penetrara el tórax, esto indica que el disparo fue efectuado desde muy cerca, a no más de 10 metros de distancia. 

Fuente: La Tabla

Los elementos encontrados y los resultados obtenidos de la autopsia permiten encontrar mucha similitud con el suceso en que falleció el músico Armando Cañizales de 18 años, el pasado viernes, también en Las Mercedes.

Al momento de ser herido Castillo, que era periodista, portaba una cámara GoPro y mientras lo suben a una moto para trasladarlo a una clínica, uno de los hombres que lo auxiliaba pidió que le quitaran el casco con la cámara, así lo demuestra un video divulgado por el portal web Caraota Digital

Uno de los presuntos prestadores de auxilio, con un caso azul, parece más interesado en apoderarse de la cámara de Castillo que en ayudarlo para su traslado. El sujeto se apodera de la cámara, la cual pudo haber grabado el momento y el origen del disparo que le quitó la vida, reseña el medio La Tabla.

La noche del 10 de mayo usuarios opositores posicionaron en Twitter la etiqueta #NoTomesFotosAManifestantes, luego de que se divulgara material audiovisual que exponía la irregular situación del robo de la cámara de Castillo.

El argumento era que las fotos tomadas eran usadas para identificar a manifestantes, pero la propuesta contradice el despliegue de medios y de alta exposición impulsado por los grupos de oposición desde el comienzo de la violencia.

El medio digital La Tabla indicó que es posible que la exigencia contra las actividades de documentación esté motivada por el temor de que se puedan confirmar prácticas delictivas e incluso acciones como el asesinato de jóvenes por otros supuestos manifestantes, tal como parece haber ocurrido en Altamira con la muerte de Juan Pernalete y en Las Mercedes con los casos de Cañizales y Castillo. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.