• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Rehenes más jóvenes sufren hasta 15 violaciones al día. (Foto: republica.com)

    Rehenes más jóvenes sufren hasta 15 violaciones al día. (Foto: republica.com)

Publicado 5 mayo 2014

En un video divulgado este lunes, el grupo islamista de Nigeria Boko Haram reivindicó el secuestro de más de 200 niñas hace tres semanas en el noreste del país, y afirmó que las venderá "en el mercado" porque la "educación debe cesar". Según la prensa local, algunas de las 223 escolares secuestradas ya fueron vendidas como esposas en la frontera con Chad y Camerún, por tan sólo 12 dólares.

"Yo he secuestrado a sus niñas. Por Alá que las venderé en el mercado", declaró el líder del grupo Abubakar Shekau  quien reiteró que "la educación occidental debe cesar. Las niñas, deben abandonar (la escuela) y casarse", manifestó Shekau.

El pasado 14 de abril, un total de 276 estudiantes fueron secuestradas en su escuela de Chibok, en el estado de Borno (noreste). De este grupo de raptadas, 53 lograron escapar y 223 siguen cautivas.

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, ha reconocido que el Gobierno federal desconoce el paradero de las niñas secuestradas. Según el Mandatario, los operativos de seguridad se han reforzado para desarrollar una búsqueda a gran escala de las menores, sin que hasta ahora haya tenido resultado.

Un grupo de madres de las rehenes protestó recientemente frente a la Asamblea Nacional de Nigeria para denunciar la falta de información por parte del Gobierno y exigir que intensifique las labores de rescate.

Violaciones continuas

Una de las niñas secuestradas que logró escapar ha relatado que las rehenes más jóvenes sufrían hasta 15 violaciones al día y que, debido a su virginidad, fue entregada como esposa a uno de los líderes de la secta.

De acuerdo con su testimonio, los secuestradores obligaron a las menores a convertirse al Islam, y les amenazaron con degollarlas si se negaban a tener sexo o no seguían sus instrucciones.

Tras ser secuestradas en el colegio, esta y las otras niñas fueron llevadas a un campo de la milicia integrista en el bosque de Sambisa, en Borno, base espiritual y de operaciones del grupo.

Esta milicia radical lucha por instaurar la ley islámica ("sharia") en el norte de Nigeria, de mayoría musulmana, mientras que el sur del país es predominantemente cristiano.

Desde que la Policía acabó en 2009 con el líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de tres mil muertos.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.