• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, ordenó a sus generales que acaben con la violencia del grupo extremista antes de finales de año.

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, ordenó a sus generales que acaben con la violencia del grupo extremista antes de finales de año. | Foto: Reuters

Publicado 22 diciembre 2015

La Unicef denunció que como consecuencia de las acciones del grupo terrorista Boko Haram, unas 2 mil escuela en Nigeria, Camerún, Chad y Níger tuvieron que cerrar.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) denunció este martes que el grupo radical islamista, Boko Haram, impide que más de un millón de niños vayan a la escuela.

Según la institución de la ONU, como consecuencia de los ataques de Boko Haram en centenares de establecimientos, más de 2 mil escuelas tuvieron que cerrar en Nigeria, Camerún, Chad y Níger, los cuatro países más afectados por el grupo terrorista.

Vea también→ Los cinco grupos terroristas más letales

Asimismo, se conoció que el presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, ordenó a sus generales que acaben con la violencia del grupo extremista antes de finales de año, sin embargo, los especialistas aseguran que aun cuando las fuerzas de seguridad ganen, el Gobierno deberá lidiar con los problemas sociales causados por la falta de escolarización de una generación de niños.

"Cuanto más tiempo estén (los niños) sin ir a la escuela, más riesgo hay de que sean maltratados, secuestrados o reclutados por grupos armados", indicó el director regional de Unicef para África Occidental y Central, Manuel Fontaine.

EL DATO: Las escuelas, los alumnos y los profesores forman parte de los objetivos del grupo islamista, cuyo nombre significa "la educación occidental es un pecado" en hausa, el idioma más hablado en el norte de Nigeria.

Lea aquí→ Boko Haram asesinó a 1.600 personas en tres meses

EN CONTEXTO

Los atentados de Boko Haram y la dura reacción de las fuerzas de seguridad han dejado 17 mil muertos y 2,6 millones de desplazados desde 2009.

El grupo extremista islámico nigeriano Boko Haram es conocido por secuestrar personas y obligarlas a realizar atentados suicidas, que han dejado cientos de víctimas en los últimos meses.

Boko Haram es responsable de la desestabilización del Gobierno de Nigeria y ha extendido sus ataques a los países vecinos, tras jurar fidelidad al grupo terrorista Estado Islámico.

Según Unicef, algunas escuelas pudieron abrir después de que el Ejército nigeriano reconquistara territorios, pero muchos establecimientos tienen demasiados alumnos y pocos medios para la enseñanza.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.