• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los suministros que ayudan a tratar el agua en las ciudades de Saada, Taíz y Hodeida, así como el combustible necesario para el bombeo y el saneamiento también permanecen bloqueados.

Los suministros que ayudan a tratar el agua en las ciudades de Saada, Taíz y Hodeida, así como el combustible necesario para el bombeo y el saneamiento también permanecen bloqueados. | Foto: EFE

Publicado 20 noviembre 2017

Si la importación de productos esenciales no se reanuda en la brevedad, la situación podría repetirse en centros urbanos como Saná (capital).

El bloqueo impuesto por la coalición liderada por Arabia Saudita y apoyada por Estados Unidos contra Yemen ha dejado devastadoras consecuencias. Más de 2,5 millones de personas no pueden acceder al agua limpia, aseguró el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Los suministros que ayudan a tratar el agua en las ciudades de Saada, Taíz y Hodeida, así como el combustible necesario para el bombeo y el saneamiento también permanecen bloqueados.

"Como consecuencia, cerca de un millón de personas se ven ahora privadas de agua potable y saneamiento en entornos urbanos densamente poblados, en un país que emerge de a poco de la peor epidemia de cólera en los tiempos modernos", expresó Alexandre Faite, jefe de la delegación del CICR en Yemen.

Si la importación de productos esenciales no se reanuda en la brevedad, la situación podría repetirse en centros urbanos como Saná (capital).

Desde el pasado 6 noviembre, tanto las fronteras terrestres como los puertos y aeropuertos permanecen bloqueados. Recientemente, el puerto y aeropuerto de Adén reabrieron, sin embargo, los envíos humanitarios no llegan a su destino.

Foto: EFE

La falta de combustible afecta directamente el funcionamiento de servicios médicos y hospitales que dependen de generadores para proveer energía eléctrica. 

"Las estructuras de salud de Yemen, que han estado al límite durante meses, ahora corren el riesgo de colapsar por completo. Esto sucede en momentos en que la intensidad de los enfrentamientos en todo el país dejan un número creciente de personas heridas", agregó Faite.

Foto: EFE

Desde abril de 2017, más de 940.000 yemeníes han contraído el cólera. En un año, al menos 2.200 personas han perdido la vida por causa de esta enfermedad. 

El dato: Yemen, con 27 millones de habitantes, depende de las importaciones para cubrir 90 por ciento de sus necesidades básicas, tales como alimentos y medicinas, así como de combustible. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.