• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Barcelona ganó un partido marcado por la enorme cantidad de goles, los errores y el potencial ofensivo de los catalanes. Levantó la Supercopa de Europa y obtuvo el primer título de la temporada.

Barcelona ganó un partido marcado por la enorme cantidad de goles, los errores y el potencial ofensivo de los catalanes. Levantó la Supercopa de Europa y obtuvo el primer título de la temporada. | Foto: EFE

Publicado 11 agosto 2015





El cuadro ‘Culé’ venció en un partido lleno de goles al Sevilla y es campeón de la Súper Copa de Europa.

Barcelona necesitó los tiempos suplementarios para vencer 5-4 al Sevilla en la gran final de la Súper Copa de Europa, luego de tener una ventaja de tres goles en el segundo tiempo.

Messi marcó dos golazos de tiro libre y el cuadro sevillista estuvo cerca de lograr una hazaña.

EFE
 

Desde el inicio, las emociones aparecieron en un juego lleno de goles. No terminaban de sentarse los aficionados cuando al minuto 3, Ever Banega acertó un cobro de tiro libre y mandó el balón al fondo de la red. Golazo, el portero Marc-André ter Stegen ni siquiera se movió.

Le ventaja tempranera parecía darle confianza al cuadro blanqui-rojo, pero la reacción azulgrana fue inmediata y Messi se encargó de voltear las cosas, también desde la pelota quieta.  Al minuto 7, la ´Pulga´ ejecutó magistralmente otro tiro libre, a todo el ángulo superior derecho, imposible para Beto, que voló pero no estuvo ni cerca de tocarla. Otro golazo para el 1-1. 

Al minuto 15, de nuevo Messi se encargó de rematar un cobro frontal al área, esta vez al palo del arquero, que reaccionó tarde y no pudo evitar la anotación para el Barcelona, que se ponía ganador 2-1.

Antes de ir al descanso,  Luis Suárez, tras fallar un mano a mano, recuperó la pelota en el rebote y asistió magistralmente en el área a Rafinha, que solo tuvo que tocarla para poner el 3-1 al minuto 44. Así se fueron al descanso.

El segundo tiempo arrancó con el Barcelona intentando definir la historia y el Sevilla agauntando los ataques de su rival, y respondiendo velocidad para lograr el descuento con un contraataque. Apenas comenzó la segunda mitad,Suárez marcó el 4 a 1 y las ilusiones andaluces parecían derretirse.

AFP
El uruguayo Luis Suárez fue vital para el triunfo azulgrana
 

Pero entonces sucedió lo que parecía imposible. Al llegar al minuto 57, en la primera llegada clara del Sevilla en el segundo tiempo, José Reyes aprovechó un centro preciso y de primera remató para poner el 2-4. El equipo blanqui-rojo se animaba, con más ganas que buen fútbol.

En el minuto 72, Mathieu cometió penalti y Kevin Gameiro, con potente remate al costado derecho del guardameta, puso el 3-4.  Esto inyectó de ánimo al Sevilla, que se fue con todo en los minutos finales en busca de la igualdad, mientras que el Barcelona se mostraba impactado.

Y el onceno sevillista lo logró. Al minuto 81, el recién ingresado Immobile centró con precisión al segundo palo, donde apareció  Yevhen Konoplyanka para hacer un pase a la red y poner el 4-4. Los jugadores azulgranas y los espectadores no lo podían creer. Sin mostrar un gran desempeño y con más amor propio que buen funcionamiento, Sevilla forzaba el alargue.

Los tiempos suplementarios abrían un partido nuevo, pero con la carga física de 90 minutos de mucho desgaste. En el papel, las dos escuadras preferían no correr grandes riesgos y apostarle a la seguridad defensiva. Claro, el Barcelona, como es costumbre, era el dueño del esférico, pero ya no tenía la misma profundidad.

EFE
Messi felicita a Pedro por el tanto de la victoria
 

Solo las pelotas paradas podían desequilibrar, una vez más, el marcador.  Y así fue. Al minuto 114, Messi volvió a cobrar un tiro libre que auguraba peligro, el balón pegó en la barrera, la ‘Pulga’ remató en el rebote y Beto atajó abajo un balón que parecía imposible, sin embargo,  dejó picando la esférica y apareció Pedro para disparar a quemarropa y poner el 5-4 a favor del Barca.

En el final, Sevilla tuvo dos oportunidades inmejorables para empatar, primero con Coke al 118’ en un cabezazo que se fue desviado por poco, y después al llegar al minuto 121 con Rami, quien increíblemente remató desviado con el arco a disposición. Finalmente, fue victoria y título de la Súper Copa de Europa para Barcelona.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.