• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Barbosa rechazó las acusaciones hacia Dilma Rousseff por ser carentes de fundamentos.

Barbosa rechazó las acusaciones hacia Dilma Rousseff por ser carentes de fundamentos. | Foto: Archivo

Publicado 31 marzo 2016





El ministro de Hacienda de Brasil, Nelson Barbosa, aseguró que la presidenta Dilma Rousseff no puede ser destituida.

El ministro de Hacienda de Brasil, Nelson Barbosa, se presentó ante la comisión parlamentaria que estudia la posibilidad de que la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, tenga un juicio político con fines destituyentes y rechazó las acusaciones hechas hacia la mandataria porque carecen de fundamentos, porque tienen como único objetivo derrocar el Gobierno Constitucional de Brasil".  

>> Intelectuales expresan respaldo al Gobierno de Dilma Rousseff 

La oposición acusa a la mandataria de Brasil de incurrir en maniobras contables para maquillar los resultados del Gobierno en 2014 y 2015, modificar los presupuestos mediante decretos, acumular deudas y contratar créditos con la banca pública, algo que la legislación prohibe. Por su parte, Barbosa afirmó que "todas esas operaciones fueron realizadas dentro de la ley".

En cuanto a la denuncia de maquillar los resultados oficiales, que consistió en omitir los balances de algunas deudas con la banca pública, Barbosa indicó que en "en 2013 y 2014 hubo valores excesivamente negativos en contra del Gobierno durante mucho tiempo", pero que "en 2015 se cancelaron por completo".

>> 31 de marzo: Jornada en defensa de la democracia en Brasil

El ministro explicó que los delitos imputados a la presidenta Rousseff para destituirla de su cargo no corresponden a su actual mandato y que según la interpretación que se hace de la Constitución, no se puede destituir a ningún actual funcionario por una falta cometida en un mandato anterior pero, sin embargo, este no fue el caso. 

Con respecto a los decretos que modificaron los presupuestos, aclaró que ninguno fue contrario a la legislación puesto que solo se alteraron partidas, pero no valores. Estos cambios no constituyeron ningún aumento en el gasto de los presupuestos, acusación que sostiene la oposición.

"Con base en estos argumentos técnicos y jurídicos y no en mis opiniones, considero que no hay base legal para un proceso contra la presidenta", indicó Barbosa.

Estos alegatos presentados por el ministro ante la comisión parlamentaria fueron avalados por Ricardo Lodi Ribeiro, profesor de Derecho Tributario, quien también rindió declaraciones.

El dato
La comisión parlamentaria encargada de analizar si Rousseff va o no va a un juicio político con fines destituyentes está formada por 65 diputados de todos los partidos que integran el Congreso.

>> Tribunal de Brasil deliberará este jueves el rumbo de Lula

Las medidas judiciales son tomadas como acciones desestabilizadoras de la democracia en Brasil. Foto: La Voz
En contexto

El pasado miércoles se presentaron ante la comisión parlamentaria a los juristas Miguel Reale Júnior y Janaina Paschoal, ambos peticionarios del juicio político. En esta ocasión, contrario a Barbosa, ambos expresaron que las acusaciones a la presidenta de Brasil están fundamentadas en diversos artículos de la Constitución.

De ser favorable a la oposición el dictamen del Senado, Rousseff deberá separarse de su cargo durante 180 días, plazo en que la Cámara Alta deberá concluir el proceso abierto.

El vicepresidente Michel Temer será quien reemplace a la presidenta de Brasil por 180 días.
El pueblo brasileño se ha activado en diversas movilizaciones en "defensa de la democracia", no solo en apoyo a la actual presidenta de Brasil, sino al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien también se enfrenta a la posibilidad de que se le realice un juicio político por cargos de corrupción sin pruebas.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.