• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La medida incluye el cierre de la sede del partido.

La medida incluye el cierre de la sede del partido. | Foto: Reuters

Publicado 16 junio 2016

El partido calificó el fallo de ilegal y llamó a la comunidad internacional a adoptar medidas contra la represión. 
 

El régimen de Barhéin decidió suspender a la Sociedad Nacional Islámica Al Wefaq, principal partido de oposición, a través de un fallo del tribunal administrativo. 

Esta medida incluye el cierre de su sede, la congelación de sus fondos y la prohibición de sus actividades. Se publicó dos horas después de un recurso del Ministerio de Justicia que pedía la disolución del partido. 

El miércoles pasado el régimen suspendió a otros dos movimientos de oposición: la Sociedad para la Ilustración Islámica (Al Tawiya) y la Sociedad Islámica Al Resalah.

>> Baréin: Condenan a muerte a tres opositores a la monarquía

Será el próximo 6 de octubre cuando el tribunal decida sobre la disolución de Al Wefaq. Sin embargo, medios locales estiman que se cumplirán las órdenes de la monarquía del Rey Al Jalifa.

El vicesecretario general del partido, Sheij Hussein al Daihi, calificó el fallo de ilegal y agregó que es una muestra de la incapacidad del régimen para separar a la población del país de Al Wefaq.

Además, llamó a la comunidad internacional a adoptar medidas contra la represión que afecta a la oposición y a la población en general.

Advierten que el régimen declaró la guerra a la población 

Estas prácticas represivas de la familia Al Jalifa fueron denunciadas por los sabios religiosos (ulemas) en una declaración aprobada el pasado martes. 

Allí señalaron que los últimos acontecimientos son una declaración de guerra contra la oposición política pacífica, las aspiraciones y voluntad del pueblo y sus manifestaciones culturales y religiosas y contra la Escuela Shií.

>> Baréin: Policía reprime marchas en solidaridad con Ali Salman

“El régimen está equivocado si cree que tales actos represivos pueden acabar con la movilización popular. La sociedad Al Wefaq no es una mera sede que puede ser cerrada o un número pequeño de personas que pueden ser arrestadas, sino que refleja la voluntad del pueblo, sus aspiraciones y su movilización”, expresaron. 

En contexto: 

Bahréin vive en conflicto político-social desde febrero de 2011 debido a las manifestaciones que piden la salida del Rey Al Jalifa y reformas políticas.

Las mismas han sido reprimidas por la fuerza y muchos líderes opositores han sido encarcelados.

Este fallo del régimen se publicó un día después de que las fuerzas de seguridad arrestaran de nuevo a Nabil Rayab, un prominente activista y presidente del Centro de Bahréin para los Derechos Humanos.

Además, el pasado 30 de mayo se aumentó la condena de cárcel contra el líder chií Ali Salman, secretario general de Al Wefaq, de cuatro a nueve años. 

Organizaciones como Americanos por la Democracia y los Derechos Humanos en Bahréin (ADHRB), el Instituto de Bahréin para los Derechos Humanos y la Democracia (BIRD) y el Centro Europeo por la Democracia y los Derechos Humanos (ECDHR) condenaron la decisión de suspender al partido. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.