• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Partido Popular español, al cual pertenece Mariano Rajoy, respaldó la dictadura derechista instalada en 2002 tras el golpe de Estado en Venezuela  (Foto: Archivo)

El Partido Popular español, al cual pertenece Mariano Rajoy, respaldó la dictadura derechista instalada en 2002 tras el golpe de Estado en Venezuela (Foto: Archivo)

Publicado 24 octubre 2014

El gobernante Partido Popular (PP) de España, reincidió este viernes en su postura injerencista contra Venezuela al manifestar su apoyo a la derecha desestabilizadora. En 2002 otro gobernante de ese partido, José María Aznar, apoyó el golpe de Estado contra el Comandante Chávez.

El Gobierno de Venezuela señaló mediante un comunicado que España reincidió este jueves en su actitud injerencista contra el país suramericano al recordar que el Partido Popular (PP) español, al cual pertenece el expresidente José María Aznar, apoyó el golpe de Estado contra el Comandante Hugo Chávez en abril de 2002.

El 12 de abril de 2002, cuando se efectuó el golpe de Estado, el gobierno de José María Aznar (período 1996-2004) emitió un comunicado junto a Estados Unidos para respaldar el régimen derechista de Pedro Carmona Estanga, líder golpista que en ese entonces presidía la organización patronal Fedecámaras.

En 2002 el texto oficial, divulgado por el Departamento de Estado, expresaba "el pleno respaldo y solidaridad" de Estados Unidos y España con los golpistas y manifestaban su deseo para que la gestión de Carmona condujera "en el plazo más breve a la normalización democrática plena y sirviera para lograr un consenso nacional y la garantía de los derechos y libertades fundamentales".

Nexos de la oposición con el PP

Un día antes del golpe de Estado en Venezuela, el 11 de abril de 2002, miembros de la derecha venezolana se reunieron con el vocero del PP, José Moragas, para manifestar convicción de que la "salida militar" del presidente Hugo Chávez era la única opción para la oposición derechista.

El diario venezolano Últimas Noticias, fechado el 23 de marzo de 2002, reseñó que en la reunión, organizada por el Centro de Formación Arístides Calvani, participaron Antonio Ledezma, Oswaldo Álvarez Paz y José Curiel, opositores al Gobierno de la Revolución Bolivariana.

En el encuentro, Moragas, quien se desempeñaba como Secretario Ejecutivo de Política Internacional del PP, aseguró que Venezuela era un país "dividido y sin relevo" por lo que llamó a los partidos a fortalecerse y renovar su liderazgo. Calificó al gobierno del presidente Chávez como "mesiánico y ególatra" y se mostraba "preocupado" por la ausencia de un líder en la oposición que pudiera "canalizar" las demandas de la derecha.

En 2004, el ministro de Asuntos Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos, presentó ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso una densa argumentación apoyándose en documentos exclusivamente españoles, donde aseguraba que el Gobierno de José María Aznar apoyó en 2002 el golpe de Estado en Venezuela. 

Maratinos aseguró que el Gobierno de Aznar ordenó a su embajador en Venezuela en aquel entonces, Manuel Viturro, que se entrevistara con el líder golpista, Pedro Carmona. Además, calificó ante la Unión Europea de "Gobierno provisional" a la autoridad ilegítima creada por éste y evitó en todo momento condenar su actuación.

"Creo que he demostrado fehacientemente que mis tres afirmaciones son ciertas: que en Venezuela hubo un golpe de Estado; que el embajador Viturro recibió instrucciones, y que el efecto de dichas instrucciones ayudaba a legitimar el golpe de Estado de la junta cívico-militar, dándole cobertura internacional", indicó Moratinos.

Actitud injerencista de España

Este jueves el Gobierno de España, liderado por Mariano Rajoy, mostró su respaldo a la derecha golpista venezolana al declarar en Twitter que era "necesaria" la libertad del opositor Leopoldo López, quien lideró la acción golpista denominada "La Salida" el pasado 12 de febrero. Rajoy (del PP) también se reunió el pasado miércoles con la esposa de López y cuestionó la democracia en Venezuela.

Las declaraciones injerencistas de Rajoy fueron rechazadas por Venezuela mediante un comunicado, en el cual hizo énfasis en que el mandatario español viola la soberanía de la nación suramericana y con actos partidistas reincide en su actitud de intromisión.

¿Quién es Leopoldo López?

López lideró la operación desestabilizadora en febrero pasado, cuando murieron más de 40 venezolanos producto de las protestas violentas que surgieron tras su llamado a la calle e incitación al odio.

Desde entonces, el sistema judicial del país se ha encargado de impartir justicia en el caso, como es debido en una nación con separación de poderes. Sin embargo, pequeños grupos emprenden una campaña mediática e intentan sugerir la violación a los derechos humanos en su caso para victimizar a la derecha golpista de Venezuela.

Desde el 12 de febrero pasado han sido varios los ataques terroristas que ha frustrado el Gobierno venezolano, que iban encaminados a frenar la Revolución Bolivariana iniciada por el Comandante Chávez.

Te mostramos algunos mensajes que el pueblo envía a través de Twitter para rechazar la injerencia de Rajoy en Venezuela:


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.