• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 12 noviembre 2014

La desaparición de los 43 normalistas motiva a las víctimas de casos similares a contar sus historias y exigir que también busquen a sus familiares.

Tras la indignación que ha causado en todo el mundo el ataque y la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa en Iguala (estado Guerrero, sur de México), los familiares de otras víctimas han encontrado la fortaleza para hablar sobre sus desaparecidos y también exigir justicia para ellos.

Por primera vez los residentes del municipio Iguala se reunieron en la iglesia San Gerardo para relatar cómo fue la desaparición de sus seres queridos. Con lágrimas cada uno contó su historia: “Yo alcancé a ver cuando se llevaron a mi hermano. Mi hermano gritaba: Madre ayúdame, mamá me llevan”, expresó una mujer. 

“Todo Iguala está enojado por esa situación porque aquí hay mucha gente desaparecida, niños, jóvenes”, indicó un hombre durante el encuentro.

Mientras que otras de las afectadas recordó que en México las desapariciones no se limitan a los 43 normalistas: “No son solo 43 casos aislados, somos más de 43. Pedimos a las autoridades la misma respuesta”.

Desapariciones aumentaron en gobierno de Peña Nieto

En agosto pasado, varios colectivos dedicados a la defensa de los derechos humanos en México denunciaron que las desapariciones forzadas se ha incrementado durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, debido a la permisividad del Estado y a la falta de investigaciones. 

Ximena Antillón, especialista del Centro de Análisis Fundar, precisó que de los más de 22 mil casos de desaparición que se tienen documentados, alrededor de 12 mil 500 corresponden a la administración de Felipe Calderón y 9 mil 700 a la de Peña Nieto, superando este último en 78 por ciento los casos registrados con la anterior administración en solo dos años.

Tags

Ayotzinapa

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.