• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Aproximadamente 300 refugiados fueron interceptados por las autoridades

Aproximadamente 300 refugiados fueron interceptados por las autoridades | Foto: EFE

Publicado 3 septiembre 2015

Sirios, áfganos y pakistaníes son los principales en aventurarse a dejar sus países, por el terror que se vive tras la intervención militar extranjera.

Este jueves fue detenido en Bicske, Austria un tren que salió desde la estación de Kelati en Budapest (Hungría), que trasladaba a cientos de refugiados hacia un centro de acopio. 

La policía intentó bajar a aproximadamente a 300 refugiados, que posteriormente iniciaron una protesta en contra del traslado a un campamento. 

Lea también: Hungría no permite que migrantes suban a sus trenes

Según la agencia de noticias MTI, tras los intentos fallidos de la policía de bajar a los migrantes, desistieron y finalmente el tren sigue detenido en Bicske. 

Bajo la consigna “no camp, no camp ( no a los campamentos)” los refugiados protestaron ante la presencia de policías, quienes llegaron al lugar con decenas de vehículos. 

EL DATO

El tren había partido abarrotado de refugiados a las 11.18 hora local (09.18 GMT) de Budapest hacia la ciudad de Sopron, en el noreste de Hungría, junto a la frontera con Austria, según pudo comprobar Efe.

Oro tren en la localidad de Sopron quedó vacío, cuando se corrió la voz de que un tren había sido interceptado por las autoridades húngaras. 

Lea también: Muro anti-migrantes favorecería tráfico de personas en Hungría

En contexto

Hungría se maneja por el Acuerdo de Schengen, lo que suprime las fronteras y facilita en cierta forma el desplazamiento de personas por los países integrantes de la Unión Europea.
En vista de ello y ante el gran flujo de personas que que huyen de los conflictos bélicos de sus países, Hungría a decidido reforzar  sus medidas para detener la entrada de refugiados a su país. 
El gobierno de János Áder manifestó que detendrá la entrada en tren de los migrantes.
​Cerca de frontera con Serbia, Hungría ordenó la construcción de un muro alambrado, de 4 metros de alto y casi 175 kilómetros de extensión, que se concluyó el pasado 31 de agosto. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.