• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los orígenes de la celebración del Día de los Muertos son anteriores a la llegada de los españoles.

Los orígenes de la celebración del Día de los Muertos son anteriores a la llegada de los españoles. | Foto: Archivo

Publicado 31 octubre 2015

En América Latina se celebra con diversas expresiones culturales el Día de los Muertos o Difuntos. Vea cómo lo hacen en México, Argentina, Perú, Bolivia, Guatemala y Venezuela.

Este primero de noviembre se celebra el Día de los Muertos, no sólo en México, sino en otros países de América Latina.

Esta tradición busca rendir tributo a las almas de los difuntos a través de expresiones culturales que pueden tener grandes similitudes, pero también diferencias dependiendo del país donde se realice. Las celebraciones reciben, por ejemplo, diferentes nombres, entre ellos, el dia de los Fieles Difuntos.

En México se realiza una fiesta colorida en la que se ofrendan regalos, comidas y rituales a los difuntos. Asimismo, se lleva a cabo el Festival de Calaveras que rinde homenaje al maestro José Guadalupe Posada, creador de la figura de la Catrina, la calavera emblemática del folclore mexicano.

Éstas son adornadas y colocadas en las casas y en las calles de todo México.

Se trata de la tradición más representativa de todo este país, pues según la creencia popular las almas de los que se adelantaron a sus seres queridos regresan y son recibidos con un altar especial para ellos.

Sepa más→ México celebra el Día de los Muertos con Festival de Calaveras
 

En Argentina se celebra el día de las almas, con mayor fervor en la provincia Jujuy (Región del Norte Grande). Para la jornada se realizan agasajos y ofrendas como los panes con formas de cruces, ángeles, escaleras, palomas, coronas y alusivas a los gustos del difunto.

En el altar argentino para los muertos se coloca como fondo telas negras y en lo alto mantas de colores claros que representan el cielo, donde además se incorporan fotografías de los seres queridos fallecidos.

Asimismo, en esta nación se prepara la chicha de maíz y de maní, también los argentinos visitan los cementerios para llevar flores a los difuntos. 

En Bolivia también hay una fuerte tradición vinculada al día de los muertos. Aquí celebran con abundante comida y bebida. 

Los bolivianos rinden tributo a sus ancestros y difuntos con abundante bebida y comida, que incluye la Tantawawa o pan de niño, que representa a la persona ausente.  

Junto a estos elementos, no faltan las fotografías de fallecidos, todo esto bajo la creencia de que a partir del mediodía del primero de noviembre las almas de los difuntos descienden desde los cielos compartir con sus familiares y amigos.

En Perú la tradición no es muy distinta. En este país se dan ofrendas que se distinguen por la colocación de coronas en las tumbas, en lugar de flores frescas.

Se trata de un trabajo manual en el que se coloca cada flor en una base hecha de alambre. Cuando la corona es para una mujer, se elabora la imagen de una virgen; si es para un varón, se recrea a un santo; y si es para un niño, lo común es una corona de ángel.

Mientras tanto, en Guatemala las comunidades acostumbran a volar las cometas o barriletes gigantes y coloridos, que según la creencia ausenta a los malos espíritus.

Por otro lado, en Venezuela el 2 de noviembre se conmemora el alma de los fallecidos, una celebración que fue adoptada por la religión católica de este país y en la que visitan a los cementerios para rezar por las almas de los desaparecidos. Durante la jornada los venezolanos limpian las tumbas y las decoran con flores y otros elementos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.